logo

Londres, 22 oct.- El Tribunal de Belmarsh, reunido en Westminster (Reino Unido), inició este viernes el enjuiciamiento de Estados Unidos (EE.UU.) por las víctimas de la “Guerra contra el Terrorismo” perpetrada por su Gobierno, y exigió la liberación del periodista Julian Assange, reclamado por ese país tras haber denunciado el asesinato de civiles durante sus campañas militares.

En esta ocasión el Gobierno de EE.UU. es denunciado por su papel en Medio Oriente y las torturas a sospechosos de terrorismo que encerró en prisiones instaladas en su ilegal base naval en la bahía de Guantánamo, Cuba.

Con su enjuiciamiento, Belmarsh emula al tribunal popular Russell-Sartre, que sesionó en 1967 en Estocolmo y Copenhague, y juzgó a la Casa Blanca por la guerra en Vietnam.

El tribunal de Belmarsh se celebró en octubre de 2020 de manera electrónica y contó con la participación de los activistas políticos Yanis Varoufkis, Jennifer Robinson, Pamela Anderson, Tariq Ali, Jeremy Corbin y Roger Waters, entre otros, así como el expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

Este viernes sesiona en Londres con participación de relevantes figuras de la política internacional, que exponen los crímenes de EE. UU. y el rol de Reino Unido en su persecución a Assange. Los internautas pueden seguirlo a través del sitio web Progressive International.

Se desarrolla, además, en la antesala del juicio de apelación contra Assange, previsto para el 27 y 28 de octubre en el Tribunal Superior de Londres.

Entre los oradores de este viernes estuvieron el historiador y miembro original del tribunal Russell-Sartre, Tariq Ali, quien defendió que Assange expuso los hechos de la guerra al terror por más de 20 años.

Dijo que “Julian es el primer denunciante de las brutalidades que se cometieron”, por lo que "ha pagado un precio muy alto por su determinación de toda la vida de exponer la verdad".

Valoró que el periodista australiano actuó con "la creencia de que al exponer la verdad se pueden salvar vidas y detener las guerras haciendo que las figuras públicas rindan cuentas públicas”.

La portavoz del Partido Solidaridad por Afganistán, Selay Ghaffar, denunció que la ocupación estadounidense en su país durante dos décadas solo trajo ruina y pérdidas de vidas.

Agregó que las filtraciones de Assange revelaron sangrientas atrocidades cometidas por las fuerzas de ocupación estadounidenses y de la OTAN, "mientras los principales medios de comunicación intentaron mostrar una imagen optimista de Afganistán".

Por su parte, el parlamentario griego y cofundador del Movimiento Progresista para Europa (DiEM25), Yanis Varoufakis, señaló que el mensaje del Tribunal de Belmarsh no es un simple apoyo a Assange, sino que están juzgando a quienes han cometido crímenes contra la humanidad.

El periodista y fundador de Wikileaks ha permanecido en la prisión londinense de Belmarsh desde que fue expulsado de la embajada de Ecuador en 2019. En enero pasado fue  juzgado en la capital británica.

Su extradicción fue solicitada por EE.UU., cuyos crímenes de guerra hizo públicos Wikileaks tras revelar miles de documentos secretos que pusieron a la Casa Blanca al desnudo.

Assange no ha sido extraditado debido al informe médico que declaró que su salud es muy vulnerable y su vida corre peligro. Sin embargo, su integridad no está asegurada. (Telesur) (Foto: @HorvatSrecko/ Tomada de Telesur)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *