logo

Pinar del Río, 23 oct.- La selección cubana de fútbol participará los días 10 y 13 de noviembre en la confrontación amistosa con su similar de Nicaragua, prevista inicialmente para este mes de octubre.

El elenco, en pleno proceso de estructuración, necesita juego para consolidar la buena imagen dejada en la reciente eliminatoria mundialista, en que a pesar de no obtener el pase a la siguiente instancia pudo experimentar un cambio esperanzador y favorable.

Para afrontar este compromiso, el grupo dirigido por el pinareño Pablo Elier Sánchez cuenta con 23 hombres, entre quienes sobresalen Jorge Luis Corrales y Dayron Reyes, de regreso tras dar solución a los trámites que les alejaron de la pasada convocatoria.

Distinta suerte corre el portero pinareño Raiko Arozarena, quien a pesar de ver minutos en su nuevo equipo no podrá ser llamado por Cuba por disponer de una visa de una sola entrada a Estados Unidos.

Dicho de otro modo: esa visa no le permite incorporarse a la selección y regresar a cumplir su compromiso con el Tampa Bay Rowdies, de la USL.

“Seguimos su trabajo y nos da mucha alegría que tenga minutos en su club. Esperamos que la condición de su visa mejore para que pueda tener la opción de ser convocado con la selección”, aseguró a JIT el jefe técnico del fútbol cubano Miguel Díaz Pérez.

Otras incorporaciones interesantes son las del joven lateral artemiseño Osniel Ramos y la del centrocampista camagüeyano York González, quien regresa a las convocatorias. (JIT)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *