logo

Camagüey, 28 oct.- Las autoridades del Grupo Temporal de Trabajo Provincial para el enfrentamiento a la COVID-19 se mantienen vigilantes ante el comportamiento de la pandemia, debido a que Camagüey es de los territorios con mayor incidencia del virus, a pesar de constatarse un descenso sostenido de los casos.

Pasado el pico pandémico que durante meses aquejó a esta provincia, es momento de cerrar las posibilidades de contagio hacia el interior de los barrios y los municipios, lo que solo se puede hacer con una pesquisa excepcional y el trabajo preciso de los factores comunitarios en el manejo del aislamiento y traslado de pacientes a los centros hospitalarios.

Camagüey acumula cuatro mil 700 contagios en los últimos 15 días y se comprobó una disminución de autóctonos en la jornada anterior.

Este miércoles se identificaron mil 597 personas con sintomatología sugestiva de la enfermedad, y la tasa de incidencia provincial de 546 por cada cien mil habitantes, y por encima de mil en Guáimaro.

Por otra parte, Sibanicú y Najasa son los otros dos municipios de mayor complejidad en la provincia.

Ante reiteradas dudas de la población, el Grupo Temporal de Trabajo Provincial en Camagüey especificó que las playas y piscinas se mantienen cerradas para el público, puesto que la situación epidemiológica aún no está controlada y la apertura de servicios se realiza de forma gradual, en dependencia del comportamiento del nuevo coronavirus en cada demarcación. (Texto: Elianis Cutiño López/Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *