logo

Naciones Unidas, 30 oct.-La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) solicitó fondos para ayudar a 500 mil personas afectadas hoy por el cambio climático en Guatemala, El Salvador y Honduras.

Más de medio millón de personas en esas naciones centroamericanas padecen escasez de alimentos debido a los fenómenos climáticos extremos y a la pandemia de la COVID-19, por lo que la FAO busca 37,7 millones de dólares para brindarles asistencia humanitaria y reparar sus medios de vida agrícolas.

Los eventos climáticos extremos y la enfermedad generada por el coronavirus SARS-Cov-2 han afectado gravemente a cientos de miles de personas en el Triángulo Norte de Centroamérica, dejando a muchas de ellas en situación de inseguridad alimentaria.

Con la intención de asistir de inmediato con suministros vitales a los más necesitados, la agencia de la ONU pidió 37,7 millones de dólares a la comunidad de donantes internacionales.

Dichos recursos servirían para la respuesta de emergencia a esos países donde, además de alimentos y otra ayuda humanitaria, se pretende restaurar los medios agrícolas que proporcionan sustento a los afectados.

Los fondos se emplearán en mejorar la resiliencia de las familias perjudicadas y aumentar su capacidad de respuesta ante futuras crisis.

Las acciones de la FAO darán especial atención a los grupos de población más vulnerables, como las comunidades indígenas, las mujeres, los niños y adolescentes, los desplazados y las personas con discapacidad.

El coordinador subregional del organismo para Mesoamérica, Adoniram Sánches, explicó que se intentará diversificar la producción agrícola y mejorar las infraestructuras productivas, así como implementar buenas prácticas y restaurar los suelos.

Por países, se planea socorrer a 286 mil personas en Guatemala, 61 mil en El Salvador y 160 mil en Honduras. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *