logo

Santo Domingo, 31 oct.- El medicamento cubano Heberprot-P beneficia en la República Dominicana a pacientes que presentan úlcera del pie diabético, con un notable impacto en la reducción de amputaciones.

Entrevistados este sábado en el programa 2×3 en Salud del canal televisivo 12, el jefe del departamento del Pie Diabético del hospital Moscoso Puello, en la capital dominicana, Juan Vicente Méndez, y el especialista cubano en angiología y cirugía vascular Javier Borroto dieron a conocer detalles de la enfermedad y uso del Heberprot-P.

Méndez explicó la incidencia de la dolencia entre los dominicanos y como el índice de pacientes creció a tal punto que cerca de millón y medio de personas la sufren y muchos no saben que la tienen.

De todos ellos, dijo, entre un 15 y 17 por ciento debutan con el pie diabético, llegando a estadios los cuales, que de no atenderse, terminan en amputaciones, pero gracias al programa de atención a ese mal y el uso del medicamente cubano, lograron reducirse.

Asimismo, el especialista reveeló que en los dos hospitales, en los cuales se aplicó el mencionado fármaco, es decir el Moscoso y el Cabral y Báez de la provincia Santiago, fueron tratados en dos años 619 pacientes con resultados satisfactorios.

Por su parte, Borroto, además de ofrecer detalles acerca del plan de asistencia a estos enfermos y del uso del medicamento de la mayor de las Antillas, manifestó que la cantidad de atendidos surge de entre cerca de 150 vistos diariamente en las consultas.

En estas revisiones son clasificados y se define si pueden pasar el tratamiento o no.

También señaló que existen no pocas personas las cuales abandonan los atenciones por diversas razones, entre ellas, por vivir muy lejos o carecer de recursos para los traslados.

Finalmente, el asesor de la isla disertó sobre las bondades de la medicina y como los resultados obtenidos en el mundo avalan su eficacia.

El Heberprot-P, del cual se beneficiaron más de 300 mil pacientes en todo el mundo, está registrado en 23 países, entre estos Rusia, Kuwait, Ucrania, Argentina, Turquía, Vietnam, Malasia, Mongolia y Colombia.

Se utiliza para la cicatrización de las heridas complejas, las úlceras isquémicas y las resultantes del pie diabético. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *