logo

Camagüey, 4 nov.- Problemas organizativos en los sistemas de trabajo de Salud Pública y atrasos en la vacunación anti-COVID-19 inciden negativamente en el control de la epidemia en Camagüey, según los análisis realizados durante la más reciente reunión del Grupo Temporal Provincial para el enfrentamiento al nuevo coronavirus.

Ariel Santana Santiesteban, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en el territorio, insistió en la necesidad de que los controles de foco sean más eficientes y que la pesquisa activa tenga mayor calidad contando además con el apoyo de los factores de la comunidad, pues la situación no es favorable.

No se evidencia un control de la enfermedad en la provincia comparada con el resto del país, puntualizó el dirigente político, por lo que indicó a los responsables resolver las deficiencias y cambiar sistemas de trabajo en función de mostrar soluciones concretas que se traduzcan en una reducción palpable de los casos confirmados.

El cumplimiento estricto de los protocolos sanitarios, el seguimiento oportuno a los focos activos, el ingreso inmediato, tanto de las personas con test de antígeno positivo como de sus contactos, y la inmunización de las personas pendientes resultan acciones vitales para poder avanzar satisfactoriamente hacia la nueva normalidad.

Según la información ofrecida por la Dirección Provincial de Salud Pública, la inoculación anti-COVID-19 de la población agramontina mayor de dos años de edad con la tercera dosis se encuentra al 66.6 por ciento, mientras el 62 por ciento de los convalecientes de la enfermedad ya recibieron su dosis de Soberana Plus. (Texto y foto: Gelsy Rivero Rodríguez)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *