logo

La Habana, 18 nov.- El Código de Familias de Cuba resulta abarcador, moderno y robusto, respetuoso de la Constitución de la República y de los tratados internacionales suscritos por la isla caribeña, afirmó hoy el ministro de Justicia, Oscar Silvera.

Al intervenir en el espacio televisivo Mesa Redonda, el titular subrayó que la normativa constituye ya proyecto de Ley -publicado hoy en el portal web de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento)- tras las consultas especializadas en todo el país, en las cuales fueron recogidas más de cuatro mil 800 opiniones de expertos y la población, solo por vía electrónica.

Silvera hizo referencia a las 47 instituciones que participaron en los análisis, entre ellas las pertenecientes al sector jurídico, los ministerios de Educación, Salud Pública, el Interior, Relaciones Exteriores, Trabajo y Seguridad Social, organizaciones de masas y sociales.

Formaron parte del debate también asociaciones, centros de estudio, representantes de denominaciones religiosas, la Cátedra del Adulto Mayor de la universidad de La Habana (UH) y otros centros de altos estudios del país y sus facultades de Derecho, aseveró.

La doctora Yamila González, vicepresidenta de la Unión Nacional de Juristas de Cuba, abordó la necesidad de que las personas conozcan y estudien más un proyecto “que no impone modelos, no quita derechos a las personas y familias por reconocérselos a otros, y posee una capacidad abarcadora para resolver conflictos familiares”. Entre las modificaciones realizadas a la versión 23 de la norma se encuentra la eliminación de la autorización excepcional para el matrimonio de adolescentes entre 16 y 18 años, una decisión -dijo- acorde con los estudios internacionales que han arrojado los perjuicios de las uniones en estas edades.

La también profesora titular de la Facultad de Derecho de la UH añadió que con las modificaciones quedaron mejor perfilados asuntos como la gestación solidaria (ahora con elementos de mayor protección para la futura gestante), así como la igualdad entre mujeres y hombres, el trabajo doméstico y de cuidados y los derechos sexuales y reproductivos.

Por su parte, la doctora Ana María Álvarez, profesora titular de la Facultad de Derecho de la UH, mencionó el reforzamiento de aspectos legales relacionados con la obligación legal de brindar alimentos a los jóvenes; la capacidad y autonomía progresiva de niñas, niños y adolescentes, y las empresas familiares.

La capacitación a las personas cuidadoras y la reformulación del concepto de testamento, constituyen otros de los elementos que dotan de madurez a la normativa.

Sobre este último particular, el doctor Leonardo Pérez, profesor titular de la Facultad de Derecho de la UH, puntualizó en que este documento ahora puede incluir aspectos de contenido tanto patrimonial como no patrimonial, y la posibilidad del testador de considerar el cuidado familiar como condición para la herencia.

El proyecto de Ley, considerado por los miembros de la comisión redactora como propio de la diversidad de las familias cubanas, se analizará en el mes de diciembre por los diputados al parlamento, quienes deberán aprobar la consulta popular, a realizarse entre enero y abril del año 2022.

Las propuestas resultantes del debate con la población quedarán incluidas en una nueva versión, a presentarse en el mes de julio a la Asamblea, ente que tras su aprobación propondrá la fecha para el referendo popular. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *