logo

Camagüey, 24 nov.- En el juego de béisbol entre los equipos de Camagüey y Las Tunas en el estadio Cándido González, como parte de la pretemporada para la venidera Serie Nacional, dijo adiós al coloso agramontino Dagoberto Riverón Trumboll, director de esa instalación deportiva durante cuatro años consecutivos.

Con grandes reconocimientos como mejor estadio del país en la campaña 59 de la pelota cubana, y sede por primera vez en la provincia del Juego de las Estrellas, en 2019, hoy la afición percibe en el inmueble un mayor confort para disfrutar del deporte de las bolas y los strikes.

Ahora, Riverón regresa de director de la Academia de Boxeo, a la que pertenece por ser su especialidad, una disciplina que lleva más de diez años en el primer lugar en el país, tradición que Dagoberto tiene el reto de mantener.

Con un sentido de la moral y disciplina estricto en su profesión, asegura que esa es la clave para obtener resultados superiores en todos los órdenes de la vida, además de su compromiso con la Patria.

De ahí que siempre dedicó sus mayores esfuerzos al estadio de béisbol Cándido González Morales, el primero construido en el país luego del triunfo de la Revolución. “Siempre me mantuve al lado de todo el colectivo en aras de mejorar las condiciones de estancia de los atletas y de la afición que asiste al coloso, con una capacidad para más de 15 mil espectadores”.

Graduado de Cultura Física en la especialidad de Boxeo, Dagoberto Riverón Trumboll asume a sus 57 años una nueva tarea, con la misma dignidad de siempre y el compromiso de mantener los resultados de la provincia. (Texto y foto: Gladys Dailyn Morera Cordero/ Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *