logo

Luanda, 2 dic.- Las Fuerzas Armadas Angolanas (FAA) rememoraron hoy la ayuda internacionalista de Cuba en la lucha por la independencia nacional de este país africano.

Sucesos relevantes como las batallas de Quifangondo y Cuito Cuanavale, en suelo angoleño, están inscritos en la historia militar de ambas naciones, señaló el jefe de la Dirección Principal de Educación Patriótica del Estado Mayor General de las FAA, António de Jesus Fernandes.

Es “motivo de orgullo” intervenir aquí en un acto por el aniversario 65 de la fundación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, dijo el teniente general, al valorar la permanente e inquebrantable solidaridad y hermandad entre los dos pueblos.

Aquella gesta internacionalista transcurrió en un contexto complejo, signado por la Guerra Fría entre las grandes potencias mundiales de la época y el empuje internacional de las fuerzas amantes de la paz y el progreso social, consideró.

El jefe de Dirección recordó, además, los orígenes de las FAR y su marcha victoriosa hasta alcanzar la libertad y la autodeterminación del pueblo cubano, bajo la conducción, afirmó, del “grande, valeroso y visionario Comandante en Jefe Fidel Castro”.

Según remarcó, la celebración este 2 de diciembre de otro aniversario de las FAR es un momento propicio para agradecer y expresar “el profundo homenaje a los internacionalistas cubanos que perdieron su preciosa vida en territorio angolano, contribuyendo a la liberación de nuestra querida Patria”.

Miembros del cuerpo diplomático acreditado en Angola, jefes y oficiales de las FAA e integrantes de la legación caribeña, participaron en la ceremonia, que tuvo como sede al Museo Nacional de Historia Militar, en las proximidades de la bahía de Luanda.

Por parte de la delegación cubana, el agregado militar, naval y aéreo, coronel Enrique Kindelán, reafirmó la vocación solidaria de su país, siempre presto a responder al pedido de auxilio de otros pueblos hermanos, como ocurrió en esta tierra africana.

El funcionario oficializó en el acto la entrega al museo de un donativo, compuesto por objetos personales de combatientes internacionalistas y documentos de la misión militar cubana en los tiempos de la guerra, los cuales estuvieron resguardados hasta ahora por el Museo de la Revolución en La Habana.

El próximo 7 de diciembre, recordó, se cumplirán 32 años de la Operación Tributo, que consistió en el traslado a suelo patrio y la sepultura de los restos mortales de dos mil 85 mártires (militares y civiles de la Isla), caídos en misiones internacionalistas en África. Como expresara el General de Ejército Raúl Castro, en diciembre de 1976: “De Angola nos llevaremos la entrañable amistad que nos une a esa heroica nación y el agradecimiento de su pueblo y los restos mortales de nuestros queridos hermanos caídos en el cumplimiento del deber”, expuso el agregado militar. (Texto y foto: PL)

 

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *