logo

Buga, 2 dic.- El jefe técnico Santiago Suárez apenas necesitó unos segundos para asegurar que concepciones tácticas ajustadas a las características de cada rival fueron clave para que Cuba reinara en el torneo masculino de boxeo de los I Juegos Panamericanos Júnior.

“Identificar el plan a emplear en cada momento, y la capacidad de los muchachos para aplicarlo, resultó fundamental”, consideró luego de celebrar balance de cuatro fajas, una medalla de plata y una de bronce.

“Los atletas crecieron según avanzó la competencia y en la mayoría de los casos se cumplió el propósito de que ganaran los dos primeros asaltos”, explicó en medio de saludos y felicitaciones, en el coliseo Luis Ignacio Álvarez, en la localidad de Buga.

“Aprovecharon muy bien la preparación realizada en La Habana, y una vez aquí se mantuvieron totalmente centrados en el objetivo, conscientes de sus posibilidades, y mantuvieron una excelente disciplina”, precisó Suárez.

Sus declaraciones resumieron seis jornadas confirmatorias del rango de una armada que apenas cedió dos veces e incluyó a seis de sus siete miembros en el cuadro de laureados, cuya vanguardia completaron Estados Unidos y Colombia, con par de títulos cada uno.

El mosca camagüeyano Ewart Marín, el mediano Kryhztian Barrera, el semicompleto Luis Reynoso y el crucero Ronny Álvarez se doraron este miércoles, cuando no pudo el welter agramontino Jorge Forcades y cada escalada al cuadrilátero fue dedicada al supercompleto Adrián Fresneda.

Este vivió una pesadilla causada por el mal trabajo arbitral y regresará a casa con un bronce que superó con creces entre las cuerdas. La respuesta del equipo fue tributarle la cosecha sobre la que se esculpió el ascenso a la cima.

Por eso Reynoso insistió en entregarle su medalla, y el abrazo en que se fundieron quedó signado por la emoción, expresión de la unidad que el preparador resaltó como otra de las fortalezas distintivas de la escuadra.

EWART

El estadounidense Isaías Esteban Navarro arribó como favorito para liderar entre los moscas, pero Ewart no creyó en el trono conquistado por este en el certamen clasificatorio y estrenó el listado de los campeones con veredicto de 5-0.

“Es un triunfo que voy a recordar por siempre, dijo al dialogar con Jit. Reconoció que «fue una pelea muy dura”, y consideró que su dominio de las tres distancias inclinó la balanza ante la paridad en fortaleza física, porque le permitió “golpear limpio desde atrás”.

FORCADES

Lo contrario sucedió con Forcades, pues de imponerse en la justa donde se repartieron los cupos para esta, pasó a quedar en plata al ceder 1-4 a manos del estadounidense Quincey Eduard Williams, ante el que tuvo un cierre de muchos golpes fallidos y poca defensa.

“Me sorprendió su técnica y la rapidez que mantuvo”, reconoció. “No es el resultado que esperábamos, pero me voy contento con mi medalla, que también incrementa la cosecha de nuestra delegación”, concluyó.

BARRERA

Como claro ejemplo de la progresión de que habló el técnico Santiago pudiera describirse el desempeño de Barrera, quien se regaló un colofón dominante, nuevamente apoyado en golpes rectos provocadores de no pocos elogios.

El argentino Joel Salva también sufrió los impactos de un jab bien manejado y los jueces votaron 5-0. “Estoy muy feliz, es un gran orgullo para mí, porque constituye mi primer triunfo de este tipo”, comentó.

REYNOSO

La claridad con que Reynoso organizó sus acciones le confirmaron dueño de muchas herramientas. Sacó provecho a las imprecisiones del brasileño Ricardo Cándido de Oliveira y mereció una decisión de 5-0 igualmente forjada desde su movilidad y sentido de la esquiva.

“Soy rápido para esta división y basé mi trabajo en eso”, aseveró, después de enfatizar en que desde el comienzo supo qué ritmo imponer. “Hice mi pelea sin desesperarme, centrado, y la terminé sin desgaste”, sentenció.

RONNY  

“Tuve total confianza, porque el trabajo que hicimos nos permite no sentir presión”, expuso Ronny, victimario 5-0 del colombiano Sebastián Murillo, a quien no alcanzó el respaldo de su público.

“Me concentro en mis peleas de principio a fin, sin pensar en lo que sucede en las gradas o en la calidad del contrario, porque para eso nos preparamos”, destacó minutos después de mostrar agilidad en los desplazamientos y pegar con exactitud para contrarrestar la mayor estatura del local.

LOS OTROS MONARCAS

En la división pluma el estadounidense Julius Yasir Ballo dispuso 5-0 del brasileño Pablo Alexandre Souza, en la ligero welter el colombiano Carlos Utria dispuso 5-0 del también brasileño Hebert Bandeira y en la superpesada Colombia comandó por intermedio de Marlon Hurtado, vencedor 5-0 del estadounidense Ali Félix. (Texto y foto: Jit)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *