logo

Cienfuegos, 3 dic.- La zafra azucarera 2021-2022 comenzó hoy en Cuba por la provincia de Cienfuegos, en el central 14 de Julio, el más integral del país por varios años consecutivos.

Enclavado en el municipio de Rodas, el ingenio dio el pitazo inaugural en señal de arrancada de esta campaña, con una duración de 77 días y pronóstico de un rendimiento industrial de 9,60 en esa fábrica.

Marydé Fernández López, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primera secretaria en el territorio, y Alexandre Corona Quintero, gobernador, asistieron al inicio de la contienda, la 192 de forma ininterrumpida.

Fernández López manifestó su confianza en que los azucareros cienfuegueros sabrán desarrollar una zafra corta, pero eficiente, lo cual caracteriza a este sector en la provincia.

Amaury Rodríguez Depestre, director del Complejo Agroindustrial Azucarero 14 de Julio, informó a la prensa que en la actual contienda el coloso rodense tiene pronosticado moler unas 189 mil toneladas (t) de caña, ello con el objetivo de producir 17 mil 500 t de azúcar.

Agregó que de ese total prevén obtener alrededor de 10 mil t del dulce ensacado y así garantizar la tributación de la canasta familiar normada con destino a Cienfuegos y la Isla de la Juventud.

La materia prima para la molienda proviene de las áreas agrícolas del propio ingenio, así como de los centrales Cinco de septiembre, también perteneciente a Rodas; Antonio Sánchez, del municipio de Aguada de Pasajeros; y Elpidio Gómez, enclavado en Palmira.

Rodríguez Depestre afirmó que el central está balanceado energéticamente porque tiene dos turbos de cuatro megawatts, con los cuales pueden aportar corriente a otros ingenios de Cienfuegos cuando empiecen a moler, así como al Sistema Electroenergético Nacional.

Para asumir esta campaña, el colectivo de la industria realizó desde el mes de junio una ardua labor en las reparaciones, cuya marcha se atrasó por el déficit de recursos, como el oxígeno para soldar y, sobre todo, por las restricciones provocadas por la pandemia de la COVID-19. 

No obstante, con el esfuerzo de mecánicos, eléctricos y soldadores fue posible el montaje de una nueva estera de caña en el basculador, mejoraron los conductores de bagazo y entubaron los tachos, a la vez que rehabilitaron la planta eléctrica y remozaron todas las áreas del centro.

Con anterioridad tuvo lugar un ejercicio en el 14 de Julio, el cual probó el 97 por ciento de la maquinaria con buenos resultados y una prueba de zafra que dio el visto bueno a la industria para la molienda.

El 14 de Julio, con casi dos siglos de existencia, exhibe cada año indicadores de eficiencia que lo colocan en el primer escalafón a nivel nacional, pese a la reducción de la producción azucarera en Cuba, influenciada por el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra la mayor de las Antillas. (Texto y foto: ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *