logo

La Habana, 4 nov.- Las prestigiosas compañías Danza Contemporánea y Ballet Nacional de Cuba (BNC) compartirán hoy una gala que abrirá la Semana de la Cultura Británica, prevista hasta el 12 de diciembre para conectar ambas naciones.

Con sede en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba, el programa lo integran las obras Danza de amor que se fue, con coreografía de Billy Cowie; y Próspera, de Cathy Marston, que asumirá en los roles protagónicos las primeras figuras del BNC.

La principal compañía de ballet en Cuba dirigida por la primera bailarina Viengsay Valdés, ejecutará la creación de Marston, inspirada en elementos de la pieza teatral The Tempest (La tempestad), de William Shakespeare que, a su vez, rinde tributo a la prima ballerina assoluta Alicia Alonso.

De acuerdo con el BNC, muchos estudiosos advierten en La tempestad una alegoría a la creatividad, en la que Próspero y su magia funcionan como metáforas de Shakespeare y su arte teatral.

Por su parte, la coreógrafa Marston ha manifestado que en su montaje, decidió convertir el personaje masculino en una mujer en un reconocimiento respetuoso del liderazgo visionario de la propia Alonso e incluyó, además, cuatro personajes de la obra legada por el reconocido dramaturgo británico: Ariel, Calibán, Miranda y Ferdinando, quienes se relacionan con Próspera.

A juicio de Miguel Iglesias, director del conjunto DCC, otro momento destacable será Danza de amor que se fue, protagonizada por diez bailarinas de ese colectivo que incorpora versos del poeta español Federico García Lorca.

Según el ganador del Premio Nacional de Danza 2018, se logra un hilo dramático a través de la poesía y expresividad del movimiento, que no solo está en la danza, sino igualmente en la música, precisó a medios nacionales.

Ambas piezas forman parte del trabajo conjunto entre el Reino Unido y Cuba en la esfera cultural y resultan las coreografías más recientes creadas por artistas británicos para formaciones danzarias de la isla.

Las entradas para estas funciones se encuentran a la venta al público en el propio Teatro Nacional de Cuba. (Texto y foto: PL)

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *