logo

Beijing, 6 dic.- China denunció hoy que la imposición de sanciones arbitrarias por parte de Estados Unidos contra Cuba, Venezuela, Irán, Belarús y otros países laceró el desarrollo económico y en algunos, incluso, llevó al descontento social.

Una investigación académica de la Universidad de Renmin calificó el caso de la isla caribeña como el más infame de todos, porque sufre hace más de seis décadas el bloqueo económico, financiero y comercial de Washington pese al reclamo internacional para levantarlo de una vez.

Indicó que aparte de Cuba, la República Popular Democrática de Corea, Irán y Siria figuran entre los territorios castigados por más tiempo.

“Estados Unidos lanzó revoluciones de color en otros países del mundo para derrocar y subvertir los regímenes elegidos legítimamente por sus pueblos, y al mismo tiempo fomentó el poder político pro-americano (…) como agente de sus intereses”, acotó el estudio.

Citó como ejemplo de ello a Venezuela, donde entre 2014 y 2020 la economía se contrajo, tuvo siete millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria en 2019 y una elevada tasa de inflación el año pasado.

La investigación china insertó todos esos casos, al plantear varias interrogantes sobre el sistema democrático de la nación norteamericana.

El texto aseveró que en años recientes, la Casa Blanca utilizó el tema como excusa para incurrir en la violación de derechos humanos y la desintegración de su propia sociedad, mientras a lo externo fue el pretexto para mantener la hegemonía, inmiscuirse en asuntos internos y socavar el orden internacional.

Aparte de esta publicación, China este fin de semana emitió una que recogió hechos, cifras y opiniones de expertos y organizaciones mundiales acerca de las fisuras de Estados Unidos sobre la democracia, como reacción a una Cumbre sobre el tema que Washington celebrará esta semana.

Otro documento detalló las características de su propia democracia y abrió una reunión internacional para discutir sobre el origen, distintas formas y efectividad en la aplicación de esa manera de organización social.

Esas iniciativas anteceden la cumbre estadounidense convocada para los próximos días 9 y 10 “con el objetivo de establecer una agenda para la renovación democrática y hacer frente a las mayores amenazas que enfrentan las naciones”.

Pero analistas coinciden en que dicha cita será otro intento de Washington para mantener la hegemonía y contener a China. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *