logo

La Habana, 8 dic.- La Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) celebró este martes, en la capital, el aniversario 40 de su fundación con un acto político-cultural en el que Miguel Díaz-Canel, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y presidente de la República, condecoró a tres destacados profesionales  de esa ciencia.

En el hemiciclo Camilo Cienfuegos, del Capitolio de La Habana, donde el siete de diciembre de 1981 surgiera esa organización social, el mandatario cubano entregó la medalla Alejo Carpentier por su larga y fructífera trayectoria a los historiadores Humberto González Carmenate, Alejandro Hartmann (de Baracoa), y  José  Luis Cardet, (de Holguín).

También en presencia  de Esteban Lazo, miembro del Buró Político y presidente de la Asamblea  Nacional del Poder Popular; de Rogelio Polanco, miembro del Secretariado del Comité Central y jefe de su Departamento Ideológico; y de Inés María Chapman, vice primera ministra, un grupo de historiadores recibieron diplomas de reconocimiento como fundadores de la UNHIC y las secciones de base más destacadas en 2021 en el país.

Asimismo, fueron estimulados Rolando Lamas Machado, de Pinar del Río, ganador del Concurso Nacional de Investigación Histórica, y Alfonso Ramón Naranjo Rosaba, de Las Tunas, mención de ese certamen.

 Los presidentes de la Unión de Periodistas de Cuba y de la UNHIC, Ricardo Ronquillo y Jorge Luis Aneiros,  respectivamente, entregaron  a Pedro Antonio García, de la revista Bohemia, el Premio Nacional de Periodismo Histórico y los estímulos correspondientes a los profesionales de la comunicación ganadores del concurso nacional de esta rama en radio, prensa escrita, hipermedia, gráfica, audiovisual (televisión y video).

La Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana se sumó al homenaje por los 40 años de la UNHIC con un diploma de reconocimiento, mientras la Distinción por la Cultura Cubana le fue impuesta por Alpidio Alonso, ministro del ramo, a las profesoras universitarias María del Carmen Barcia Zequeira y Mercedes García Rodríguez, y a Nivaldo Pérez Martínez, historiador del municipio de Quivicán, en Mayabeque.

Al acto asistieron varios Premios Nacionales de la especialidad y los Héroes de la República de Cuba Fernando González, Antonio Guerrero y Ramón Labañino.

En las conclusiones Rogelio Polanco destacó el papel de la organización, de sus cuatro mil 700 asociados diseminados en 341 secciones de base, en 146 municipios, en el enfrentamiento a la guerra no convencional de los enemigos de la Revolución, quienes con sus noticias falsas apelan de manera obsesiva a la desmemoria.

Recordó que en las ideas, conceptos y directrices del 8vo. Congreso del Partido se  convocó  al perfeccionamiento de la investigación, la impartición y divulgación de la historia Patria, y a la preparación y formación del personal docente, su participación en la investigación, en los intercambios con combatientes de la Revolución Cubana y a la vinculación a sitios históricos.

Subrayó que para el cumplimiento de esos objetivos, entre los que figuran también  la difusión de la manera más creativa y original de la historia de Cuba entre los niños, adolescentes y jóvenes, es esencial el aporte de la UNHIC.

El jefe del Departamento Ideológico  del Comité Central aludió al pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro referido precisamente a ese último propósito, y señaló que en honor  a su memoria estamos llamados a cautivar con la palabra y la imagen, con reflexión y emoción en aras de que la historia sea asumida cada vez más como esencia viva de la nación.

Polanco destacó a su vez la coincidencia de la fecha fundacional de la organización con la de un aniversario más de la caída en combate del Mayor General Antonio Maceo Grajales y  su ayudante Panchito Gómez Toro, del natalicio del líder de las luchas clandestinas Frank País García, y de la Operación Tributo.

Para ser fiel a esa historia que nos conmueve, para estudiarla con absoluto rigor científico, difundirla y continuarla ensanchándola contamos con el talento, el compromiso  y la lealtad de ustedes, nuestros entrañables historiadores,  concluyó diciendo el orador. (ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *