Lunes, 20 de Septiembre de 2021
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Lunes, 20 de Septiembre de 2021
Jueves, 03 de Febrero de 2011 - 04:00:00 | 1037 | |

Crisis alimentaria: hace falta voluntad común y no política vacía

En este artículo: Crisis alimentaria, voluntad, política vacía, agencias noticiosas, Cumbre, líderes africanos, Addis Abeba, capital etíope, mercado internacional, seguridad alimentaria



Por Conrado Vives Anias/Radio Cadena Agramonte.
conrado@rcagramonte.icrt.cu


Las agencias noticiosas se hicieron eco en las últimas horas de una Cumbre de los principales líderes africanos, quienes advirtieron en Addis Abeba, capital etíope, que los altos precios de los alimentos en el mercado internacional ponen en peligro la seguridad alimentaria en esta empobrecida región.

El presidente saliente de la Unión Africana, Bingo wa Mutharika, pidió a los gobernantes del llamado Continente Negro prestar especial atención al desarrollo agrícola de sus respectivos países.

Mutharika consideró, en ese sentido, que sin suficientes alimentos no se pueden mantener los niños en las escuelas y tampoco lograr estabilidad política.

Esta es solo una de las tantas aristas de un tema que involucra a gobernantes, investigadores, analistas y medios de comunicación en todo el mundo, preocupados por encontrar soluciones o alertar sobre los riesgos para el destino de la Humanidad.

Más allá de una cuestión de vida o muerte, las raíces de esta coyuntura no son más que una derivación del injusto Orden Económico Internacional (OEI) impuesto por los entuertos globales de las potencias más ricas del planeta.

El asunto no está en garantizar estrategias de seguridad que protejan a millones de personas amenazadas por hambre, sino en fomentar el acceso de esa gran masa humana a un plato de comida que satisfaga sus demandas de calorías diarias.

Con su visión extraordinaria del fenómeno, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz vaticinó en una reflexión publicada el 28 de marzo de 2007 bajo el título Condenados a muerte prematura por hambre y sed más de 3 mil millones de personas en el mundo, que la idea siniestra de convertir el maíz, la caña de azúcar o el girasol en carburantes, conduciría a una catástrofe.

Ya más cercano en el tiempo, el líder de la Revolución Cubana retomó el asunto en sus artículos Es hora ya de hacer algo y La grave crisis alimentaria, donde argumenta sólidamente las nefastas consecuencias del déficit de alimentos imprescindibles en la dieta básica como el trigo, la soya, el azúcar, las leguminosas y el arroz, debido a los altísimos precios con que se cotizan en el mercado internacional.

Las últimas Cumbres convocadas por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), han caído en el saco roto de las promesas y los desacuerdos entre las potencias más poderosas del planeta, responsables del desequilibrio que sufre hoy la especie humana.

Dichos cónclaves han perfilado puntos coincidentes y contradicciones en busca de un consenso para actuar de manera racional y cooperada, porque la crisis alimentaria afecta tanto a naciones pobres como desarrolladas, tal y como lo reflejan las Metas del Milenio, aprobadas en Nueva York en el año 2000.

Este panorama se vuelve más complejo, si se tienen en cuenta los desafíos que impone la obtención de etanol a partir de plantas comestibles. Esta práctica obliga a los gobiernos a adoptar nuevas políticas, pues se sabe que el mundo dispone de niveles de producción, recursos y conocimientos suficientes para poner fin a tal drama.

Los líderes mundiales están convocados a tomar cartas en una polémica que demanda normas de conducta para el uso responsable de las cosechas en su calidad de nutrientes para seres humanos y no como fuente de energía para motores, dejando a un lado defensas a ultranza o posiciones contrarias. No basta con que esa responsabilidad la asuman instituciones internacionales u organizaciones no gubernamentales, es un llamado a mover conciencias para salvar la vida.

Por lo pronto, la soberanía alimentaria está en entredicho. El alto costo de los alimentos básicos adquiere visos de cotidianidad, y lo más triste del caso es que si no actuamos a tiempo, no resulta descabellado creer que legaremos a las futuras generaciones un planeta cubierto de cañones, disparando por un plato de comida…vacío.

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Septiembre 2021
DoLuMaMiJuViSa
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2021, Camagüey, Cuba.