logo

La Habana, 10 ago.- Documentos obtenidos a través de una petición de la Ley de Libertad de Información (FOIA) constituyen abrumadora evidencia de que el gobierno de Estados Unidos  pagó una campaña contra los cinco antiterroristas cubanos, que mantiene prisioneros desde hace casi 13 años.

Se trata de reporteros prominentes de The Miami Herald, El Nuevo Herald, Diario Las Américas, y de emisoras de radio y televisión de Miami, que estaban en las nóminas de pago del gobierno estadounidense en el lapso en que las mismas autoridades estaban juzgando a los antiterroristas cubanos.   

Los documentos fueron obtenidos a través de una petición de la Ley de Libertad de Información (FOIA), formulada por el Comité Nacional estadounidense para la Libertad de los Cinco Cubanos, la Fundación de la Asociación por la Justicia Civil (PCJF) y el periódico Liberation.

En estos se constata que durante el juicio los medios de Miami fueron saturados con reportes altamente provocativos y perjudiciales para los antiterroristas cubanos.

Refiere la nota de la entidad solidaria estadounidense que todavía están pendientes nuevas apelaciones al gobierno  por el Comité Nacional, Liberation y la Fundación PCJF, para la entrega de otros documentos, a fin de continuar exponiendo-asegura- la política sistemática e ilegal del gobierno estadounidense, que violó el derecho constitucional debido al proceso jurídico de Los Cinco.

El sitio digital ReportersforHire.org pone a disposición del público, la información revelada mediante FOIA.

De ella pone como ejemplo el caso de Enrique Encinosa, quien ha defendido los ataques con bombas a hoteles cubanos, y fue empleado por el gobierno de Estados Unidos mientras trabajaba como director "independiente" de noticias, en una poderosa estación de radio en lengua hispana de la ultraderecha de Miami.

Encinosa -recuerdan- alardeó en una entrevista de radio en Internet haber estado involucrado en organizaciones paramilitares en contra de la Revolución Cubana, y durante el proceso de los cinco cubanos, difundió regularmente noticias en la WAQI ("Radio Mambí"), y fue un comentarista frecuente acerca de su arresto y acusación.

Él recibió, según FOIA, hasta un total de 10 mil 400 dólares por presentar un programa semanal en Radio Martí, desde el primero de octubre de 2000, hasta el 30 de septiembre de 2001, período que abarcó el juicio de los cubanos Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González, Gerardo Hernández, y René González, que duró del 27 de noviembre de 2000, al ocho de junio de 2001. (AIN).



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *