logo

Washington, 10 ago.- El Gobierno de Estados Unidos confirmó que seguirá adelante con la creación de su sistema global de defensa antibalística y reforzará la cooperación con sus aliados en el Medio Oriente, para proteger objetivos civiles y militares.

El portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, aseveró que Washington puso en marcha una estrecha cooperación en el ámbito de la seguridad con los aliados en el Golfo Pérsico para reforzar esos medios defensivos.

Ventrell confirmó así informaciones de prensa que afirmaron que Washington aumentó los esfuerzos para instalar en el Golfo Pérsico un escudo antimisil que proteja las instalaciones petroleras frente a la supuesta amenaza de un ataque iraní, señala la cadena NBC.

El diario The New York Times adelantó ayer que Washington se propone instalar en la zona del Golfo sistemas de alerta temprana y radares interceptores, así como un centro de mando e información.

El rotativo reveló una lista de contratos para el suministro de armas y material militar a los países del Golfo Pérsico.

Dichos sistemas ya están instalados en Arabia Saudita y en los Emiratos Árabes Unidos.

Al programa contribuyen también los buques de guerra estadounidenses con sistemas de defensa anticoheteril Aegis a bordo, que están desplegados en la región de forma ininterrumpida. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *