logo

Por Pablo Cabero Viamontes/ Radio Cadena Agramonte.
pabloc@rcagramonte.icrt.cu

Todavía esta fresca en la memoria y el dolor de muchos cubanos lo sucedido el 6 de octubre de 1976, cuando -en un acto terrorista sin precedentes- fue volada una aeronave de Cubana de Aviación, con 73 personas a bordo.


A 36 años del abominable hecho los pobladores de la Isla, y los familiares de las personas que fallecieron en el hecho, siguen clamando justicia y abogan porque sea sancionado su principal autor, el asesino Luis Posada Carriles, quien se pasea libre por las calles de Miami.

En el avión viajaban 11 jóvenes guyaneses, con el objetivo de   estudiar Medicina en la mayor Isla de Las Antillas, cinco funcionarios de la República Popular Democrática de Corea, y 57 cubanos, entre ellos 16 esgrimistas del equipo juvenil, los cuales retornaban a su país cubiertos de gloria luego de ganar todas las medallas de oro en el Campeonato Centroamericano y del Caribe de Caracas.

El 6 de octubre fue declarado en Cuba Día de las Víctimas del Terrorismo de Estado, y se convierte año tras año en espacio para exigir que se haga justicia con Luis Posada Carriles, autor confeso del crimen.

Por su parte las sucesivas administraciones de EE.UU. continúan su política agresiva hacia Cuba, iniciada desde el propio triunfo de la Revolución en 1959, demostrada en el recalcitrante bloqueo económico y financiero con el que trata de ahogar a la isla.

Esta guerra no declarada de los Estados Unidos contra la tierra del Apóstol de la independencia cubana, José Martí, nos ha costado más de tres mil muertos y una cifra superior a los cien mil millones de dólares en pérdidas económicas.

Entre los fallecidos durante los actos de terrorismo se encuentran jóvenes maestros, deportistas, trabajadores civiles, campesinos, pescadores y diplomáticos, ¡qué más prueba quieren de la hostilidad permanente de EE.UU. y sus protegidos de la mafia cubano americana, hacia el pueblo cubano y su proyecto social!

No hay un solo día en que los cubanos olvidemos estas desgarradoras heridas. Y no las olvidaremos hasta que se haga justicia, al igual que continuaremos exigiendo la libertad para los Héroes antiterroristas cubanos, presos injustamente en los Estados Unidos.

Es ya momento de que la administración norteamericana, sea encabezada por Obama u otro, de pruebas de su rectitud.



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *