logo

Geraldo y AdrianaLa Habana, 1 sep.- Cuba acusó al gobierno del presidente Barack Obama de continuar las prácticas de su antecesor George Bush, y de violar las leyes estadounidenses al negar visa a Adriana Pérez.


Adriana es la esposa de Gerardo Hernández Nordelo, uno de los cinco cubanos presos políticos en Estados Unidos por el único hecho de monitorear grupos terroristas en Miami.

En una carta enviada al secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el embajador cubano ante esa institución, Abelardo Moreno, exige a la administración de Estados Unidos le otorgue a Adriana una visa humanitaria para visitar a su esposo, informa el sitio digital CubaDebate.

El diplomático afirma que el 15 de julio último, tras una espera de 95 días, la Sección de Intereses de Estados Unidos le negó una visa a Pérez por décima vez, con el “crudo argumento” de que ella “constituye una amenaza a la estabilidad y seguridad nacional de Estados Unidos”.

“Esta es una confirmación vergonzosa de que la actual secretaria de Estado, Hillary Clinton, usa el mismo argumento que su predecesora Condoleezza Rice para negarle a la señora Adriana Pérez una visa”, dice el texto.

Y añade: “Esta decisión de las autoridades de Estados Unidos viola la ley de su propio país y demuestra la sistemática violación de sus obligaciones internacionales”.

“También –agrega- es una violación sistemática y flagrante de los derechos humanos y un acto de tortura contra Gerardo Hernández Nordelo, sentenciado injustamente a dos condenas de prisión perpetua más 15 años de cárcel, y a los miembros de su familia”.

La carta incluye un “llamado a los parlamentos y pueblos del mundo” aprobado por la Asamblea Nacional cubana, que exige la inmediata liberación de los “Cinco de Cuba”; y  afirma que Obama tiene “la autoridad constitucional y la obligación moral de asegurarse de que haya justicia”. (AIN).

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *