logo

La Habana, 10 dic.- Avalado por el título conquistado en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el púgil Robeisy Ramírez recibió la condición de novato del año del deporte cubano.

Ramírez impuso calidad sobre el ring de la Arena Excel de la capital británica, donde superó de forma categórica a cada uno de sus rivales en la división de 52 kilogramos, hasta batir en la final al mongol Tugstsogt Nyambayar, para asaltar la gloria bajo los cinco aros con solo 18 años.

Este joven boxeador llegó a la justa estival con el antecedente de haberse coronado en los I Juegos Olímpicos de la Juventud Singapur 2010, además de una presea de plata en el tradicional torneo Strandja de Bulgaria y un bronce en la Copa Presidente de Kazajstán.

El resultado alcanzado por Ramírez superó todas las expectativas y contribuyó sobremanera a devolver al boxeo la condición de buque insignia del deporte cubano, que además coronó en Londres a Ronier Iglesias (64) y reportó bronces de Lázaro Álvarez (54) y Yasniel Toledo (60).

Prácticamente imbatible durante todo el año, este bisoño púgil de la provincia de Cienfuegos mostró agallas y combatividad, además de una depurada técnica, heredera de la más genuina tradición de la escuela cubana de boxeo, de la que es hoy uno de sus principales exponentes.

Además de la condición de Robeisy Ramírez como novato del año, el deporte cubano premió al boxeo como mejor disciplina individual, mientras que Ronier Iglesias se incluyó entre los 10 mejores atletas, y Lázaro Álvarez y Yasniel Toledo recibieron menciones. (AIN).



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *