logo

En Camagüey rinden homenaje póstumo a Juan Almeida. (Foto: AIN).Camagüey, 13 sep.- Con un ramillete de mariposas blancas llegó muy temprano Élsida Loyola Silva a la sede de la Asamblea Provincial del Gobierno en Camagüey, para rendirle homenaje póstumo al Comandante de la Revolución, Juan Almeida Bosque.


Sus motivaciones resultan bien sencillas: ha desaparecido físicamente uno de los grandes de la Historia de Cuba, hombre de confianza de Fidel, protagonista de numerosas batallas en más de medio siglo de batallar por un mundo mejor posible.

“Y lo admiro más, porque aún en tiempos duros, no perdió la ternura. Nos deja también su aporte a la Cultura, su música, sus libros, y como cubana también agradezco eso”, declaró Élsida.

Ella fue sirvienta, y solo la Revolución de 1959 le permitió superarse y convertirme en educadora, y laborar luego en la Dirección Provincial de Economía y Planificación, algo que, asegura, le debe a hombres como Fidel, Raúl y Almeida.

Por eso, la camagüeyana Élsida Loyola Silva llegó bien temprano este domingo, con un ramillete de mariposas blancas, la flor nacional, cultivadas en su jardín, para rendir homenaje a Juan Almeida Bosque. (Bárbara Suárez Ávalos/ Corresponsal de Radio Progreso en Camagüey).

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *