logo

Roma, 12 feb.- El Papa Benedicto XVI se retirará al convento de clausura Mater Ecclesiae, ubicado al interior de los muros del Vaticano, luego de su renuncia, anunciada para el 28 de febrero próximo.

Pero antes de ir a vivir al convento, el Jefe de la Iglesia Católica pasará una breve estancia en la residencia papal de verano, en Castel Gandolfo, cercana a Roma, en medio de los hermosos paisajes de los Castelli Romani.

El convento Mater Ecclesiae, ahora en reestructuración, se encuentra en una zona muy apartada de los Jardines Vaticanos, integrado a la estructura de la ex residencia de los jardineros, y fue construido en 1992 por voluntad de Juan Pablo II.

Durante los últimos 20 años se sucedieron, cada cinco años, diferentes órdenes de monjas de clausura, primero las clarisas, después las benedictinas y luego las visitandinas o salesas, que en noviembre de 2012 dejaron el monasterio pues comenzaron las tareas de reestructuración. En el jardín hay numerosos limoneros, con cuyos fritos las monjas hacen mermeladas y licores.

El convento tiene cuatro pisos. En el segundo y en el tercero hay 12 celdas monásticas, mientras que en la planta baja y en el sótano se han dispuesto los ambientes comunitarios, entre ellos el refectorio, la cocina, la despensa, la enfermería y el archivo. (Cubadebate con información de ANSA)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *