logo

Camagüey, 27 abr.- Los trabajadores del secadero Enceiba, en el sur del municipio de Florida, recuperan una línea de producción, inactiva desde hace más de 20 años, pero bien conservada y esencial para incrementar el potencial de la provincia de Camagüey en ese beneficio a las cosechas.

En este momento la capacidad de los cinco secaderos aptos para funcionar es de 640 toneladas diariamente, insuficiente en el clímax de la recolección del cereal, que generalmente ocurre en el mes de julio.
   
Con la entrada en operación del que está en fase de rehabilitación, las posibilidades de la industria arrocera de secado crecerá en 128 toneladas.
   
El venidero año Camagüey montará una nueva línea con ese fin en el sur de Vertientes, con lo cual la capacidad rebasará las 900 toneladas por jornada. (AIN).



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *