logo

Ottawa, 6 may.- Los clavadistas cubanos José Antonio Guerra y Jeinkler Aguirre volvieron al subirse al podio, tras conseguir la medalla de plata en el Grand Prix de clavados escenificada en Gatineau, Canadá.

La dupla cubana consiguió una puntuación de 450,09; la más alta alcanzada por ellos en la presente temporada, para terminar segundos en la plataforma sincronizada a 10 metros.

Los caribeños solo se vieron superados por los campeones olímpicos, los chinos Yuan Cao-Yanquan Zhang, quienes volvieron a ejercer su hegemonía en la plataforma, con 470,25 unidades.

En tercer lugar terminó el dueto colombiano de Víctor Ortega y Juan Ríos (396,51), en una justa en la que compitieron siete binomios.

En la primera de las siete fases del circuito, disputada en Madrid, la dupla antillana (388,80) igualmente escoltó a los exponentes del gigante asiático Siyi Xie-Jian Yang (458,64), quienes subieron la parada y repitieron el cetro en Rostock, Alemania (482,43).

Los cubanos volverán a competir próximamente, en la Serie Mundial, cuyas etapas finales están programadas para Guadalajara, los días 17 y 19 de este mes y el Distrito Federal, del 24 al 26, ambas en México.

En esta etapa del Gran Prix de clavados sobresalieron también los representantes mexicanos que sumaron cuatro medallas.

Rommel Pacheco y Jahir Ocampo se quedaron con la plata en el trampolín sincronizado de tres metros.

Además, Pacheco, consiguió el bronce en la prueba de trampolín de tres metros individual, idéntico resultado de Dolores Hernández, al que se unió el metal bronceado conseguido por Karla Rivas y Mónica Márquez, en la plataforma sincronizada a 10 metros.

Por su parte, los colombianos Sebastian Villa y Sebastian Morals merecieron el bronce en el trampolín sincronizado de tres metros y Juan Ríos fue tercero en la plataforma a 10 metros, individual. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *