logo

Mucho se habla sobre los riesgos que acompañan el embarazo en la adolescencia, tanto para la madre como para su pequeño hijo, pero a pesar de todo hay quienes asumen esa responsabilidad, siendo muy jóvenes y sin la debida preparación.

La doctora Amel Prince Rodríguez, del Hogar Materno de la calle Popular en el centro de la ciudad de Camagüey, destacó como una de las cusas más frecuentes los partos pre.- términos, los recién nacidos con bajo peso.

Por otra parte, la doctora significó que los Hogares Maternos es una de las vías, mediante la cual las jóvenes reciben tratamiento especializado y orientación acerca de Cómo llegar a un peso adecuado y una salud satisfactoria durante la atención pre-natal.

Un parto en una adolescente resulta peligroso para el organismo y tiene implicaciones muy serias, según lo expresado por la experimentada enfermera Inés Rivero Santos.

La enfermera precisó que el embarazo en edades tempranas de la vida, está acompañado de riesgos biológicos y sociales, en el primer caso, al aborto, pues una adolescente por no tener la madurez requerida en sus órganos reproductivos, no está preparada para asumir un parto y es por eso que en la mayoría de los casos, aparecen complicaciones, e incluso las muchachas pueden quedar estéril.

En al ámbito social, las jóvenes tienen que dejar los estudios, a veces la familia no puede darle el frente a sus problemas socioeconómicos, y tiene que empezar una vida que no está preparada para eso, porque la muchacha no acepta el embarazo, como una joven más adulta que si se preparó para tener a un hijo en un momento determinado.

Según, manifestó la futura mamá Yakelin Pérez Almuedo,  si tuviera 14 años evitaría el embarazo, porque seguramente su pareja y ella estarían estudiando, aún no tendrían donde vivir. Si hubiera ocurrido de esa forma, primero hablaría con sus padres, afirma,  especialmente con mi mamá, y sobre todo buscaría la manera de usar un método anticonceptivo.

Elizabeth Guerra Alonso residente en el municipio de Florida, expresó que las jóvenes no deben apurarse para tener un hijo, ya que esto puede traer malas consecuencias, hay diversas formas de evitar un embarazo como las tabletas, el empleo del condón y no abusar de las interrupciones porque pueden afectar el útero.

Los jóvenes deben tener percepción del riesgo al comienzar sus relaciones sexuales sea en el momento que lo decidan, siempre y cuando se protejan.

También es importante visitar las consultas especializadas en los policlínicos y hospitales, donde hay un grupo de personas facultadas para brindar la ayuda necesaria”. (Alex López Almaguer/ Radio Cadena Agramonte).

 



Comentarios

avatar
Laura Rebeca Lopez Ibarra

Excelente trabajo.

avatar
joshua

Muy bonita la información, me fue muy útil... gracias.

avatar
fabianny

Me gusta mucho estudiar y me encanta la Matemática.


Tu dirección de correo no será publicada *