logo

Por  Alex López Almaguer/Radio Cadena Agramonte.

La prestación de servicios médicos en el territorio agramontino esta marcada por la impronta de hombres y mujeres que hacen, de su labor cotidiana, una colosal batalla por garantizar la atención especializada, la cual se encuentra sensiblemente afectada por los perjuicios del bloqueo norteamericano impuesto a Cuba.

Un ejemplo de consagración está en la sala de Oncología del hospital pediátrico “Eduardo Agramonte Piña”, de Camagüey, donde atienden a niños afectados por trastornos neoplásicos, que requieren de tratamientos de avanzada.

Es innegable la abnegación de los técnicos camagüeyanos para mantener en funcionamiento equipos como los de ventilación, empleados en esas patologías, de un elevado costo en el mercado internacional y que no pueden ser adquiridos por el Estado cubano, debido a las injustas restricciones comerciales generadas por el bloqueo.

Resulta muy lamentable ver cómo el Gobierno de Washington invierte millonarias sumas de dinero en la compra de armas del más alto calibre y poder destructivo, para arrebatarles a los países su soberanía, en tanto centenares de miles de niños mueren cada día en el planeta por falta de presupuesto para los sistemas de Salud.

Por otra parte, el bloqueo interfiere en la entrada a Cuba de tecnologías, reactivos y antivirales de última generación, como el Ganciclovir, y antimicrobianos, citostáticos; instrumentos y materiales desechables.

A pesar de esa cruda realidad, los citostáticos para el tratamiento del cáncer no les faltan a los pacientes, y se buscan alternativas para la optimización de los recursos y otros tratamientos de apoyo practicados por los galenos camagüeyanos.

En el  último año, Estados Unidos ha incrementado la persecución a las compañías que distribuyen medicamentos a la Isla, y también niegan las visas  para entrar a su territorio a médicos cubanos, invitados a protocolos científicos y de intercambio.

Como respuesta a su política genocida se impone la consagración de la comunidad científica, empeñada en producir más vacunas y medicamentos obtenidos con tecnología de punta, como los monoclonales orales y recombinantes, que ponen de relieve los esfuerzos de la Isla por fortalecer sus servicios gratuitos de Salud y extenderlos solidariamente a otras naciones.



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *