logo

Camagüey, 24 sep.- Septiembre deviene mes de buenos aportes para los ganaderos agramontinos, por la conjugación de las lluvias, la humedad de los suelos, el doble ordeño y la reorganización de rutas y puntos de recogida de leche vacuna, aún cuando todos reconocen que la etapa de mayores entregas quedo atrás.

Al cierre de agosto, la industria láctea en Camagüey había recepcionado algo más de 50 millones de litros del alimento, alrededor del 60 % del plan anual, pero todavía subsisten problemas de control, previsión y conciliación oportuna que inciden negativamente en un aporte productivo superior.

La pobre incorporación de las vacas al doble ordeño ha sido este año el mayor problema para el factible incremento productivo, pues en meses pico, como julio y agosto, apenas rebasó el 50 % de las posibilidades, pues los productores aún desestiman esta  alternativa de probada efectividad.

Actualmente, para disminuir afectaciones como la acidez de la leche y la no recogida en tiempo, se activan centros receptores con tanques de enfriamiento en la cercanía de las vaquerías.

Reconocida como la de mayor aporte en el país, la ganadería camagüeyana suma más de nueve mil productores, agrupados en unas l85 rutas de acopio del alimento. (Raysa Mestril Gutiérrez/Radio Cadena Agramonte.) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *