logo

Bogotá.- La hija del guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara, Aleida Guevara, y la madre de uno de los antiterroristas cubanos condenados en Estados Unidos, visitaron aquí el centro que perpetúa la memoria de las víctimas del conflicto colombiano.

Guevara e Irma Sehwerert, madre de René González, conocieron de primera mano el trabajo que realiza desde hace casi un año el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, un espacio que recoge más de seis décadas de un conflicto que hoy perdura.

Este es un lugar para recuperar la memoria histórica en medio de la guerra, un baluarte para rendir homenaje a las víctimas, explicó a las invitadas Camilo González Posso, director del memorial, quien afirmó que el mejor homenaje es luchar por un futuro en paz.

Ubicado en el centro de Bogotá, el museo está erigido en el Parque de la Reconciliación, en un área de siete mil metros cuadrados y fue inaugurado el 6 de diciembre de 2012.

Acompañadas del embajador cubano en Colombia, Iván Mora, ambas visitantes siguieron la detallada explicación sobre el lugar, en especial del gran bloque donde yacen porciones de tierra de todas las regiones del país, traídas por familiares de las víctimas del conflicto.

"Porque la memoria resiste a la muerte. Porque construimos el pasado para que los sueños vuelvan", reza el cartel del mausoleo, leído en voz alta por la hija del Che.

En solo 10 meses el lugar ha sido visitado por más de 30 mil personas, muchos de ellos jóvenes.

Durante el encuentro, González Posso expresó su deseo de comenzar un intercambio de trabajo con el Centro de Estudios Latinoamericano Ernesto Che Guevara, con sede en Cuba, fundado y dirigido por Aleida March, viuda del guerrillero.

La hija del Che y la madre de René González llegaron el pasado 30 de octubre a la norteña ciudad de Medellín para participar en el Encuentro Nacional de Solidaridad con la Isla.

Junto a Antonio Guerrero, Fernando González, Gerardo Hernández y Ramón Labañino, René González fue detenido hace 15 años en Estados Unidos y encarcelado por monitorear las actividades subversivas contra Cuba de grupos terroristas radicados en Miami.

Tras cumplir su sentencia en prisión, fue puesto en libertad supervisada en Estados Unidos en 2011, condición modificada recientemente por una jueza, quien aceptó su permanencia en la isla a cambio de la renuncia a la ciudadanía estadounidense en mayo último. (PL) (Foto: Internet.)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *