Lunes, 20 de Septiembre de 2021
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Lunes, 20 de Septiembre de 2021
Jueves, 12 de Diciembre de 2013 - 12:52:40 | 831 | |

En Cuba no habrá nunca “sálvese quien pueda”

En este artículo: Corren días en que el universo informativo extranjero deja escaso margen al asombro ante tantos despachos colmados de inseguridad y de pesimismo, frutos del accionar irresponsable de un sistema corroído en sus entrañas que apenas ofrece para las grandes mayorías una buena dosis de hambre, miseria y muerte.



Por Miguel Febles Hernández/Corresponsal de Granma en Camagüey

Corren días en que el universo informativo extranjero deja escaso margen al asombro ante tantos despachos colmados de inseguridad y de pesimismo, frutos del accionar irresponsable de un sistema corroído en sus entrañas que apenas ofrece para las grandes mayorías una buena dosis de hambre, miseria y muerte.

La tabla salvadora ha sido lanzada, por supuesto, a los centros de poder transnacionales, los mismos que hundieron el barco de la economía mundial, ya en extremo difícil de sacar a flote por el pesado lastre de la corrupción, los fraudes financieros y el desbalance crónico en las relaciones de intercambio comercial.

El oleaje provocado por el torbellino de las crisis y las guerras llega inevitablemente a las costas cubanas, asediadas por un bloqueo que en lugar de ceder se arrecia por día, como castigo imperial ante tanta dignidad y espíritu de resistencia de un pueblo que hace mucho rompió las cadenas de la servidumbre.

Solo un país organizado, con un elevado nivel de consenso social y un liderazgo probado en las más cruentas batallas y desafíos, puede enfrentar y salir airoso de los riesgos y peligros que presupone vivir en un mundo regido por los poderosos para eternizar el sistema que los aúpa y enriquece.

No tenemos otra opción que unirnos para enfrentar la crisis -ha dicho Raúl en más de una tribuna- como arma eficaz ante cualquier tendencia al pesimismo o la desmovilización. Aquí no funcionará jamás la fórmula egoísta de "sálvese quien pueda", y la realidad cubana lo ha demostrado con creces a través de los años.

Ello se logra, sin embargo, con pleno conocimiento de lo que acontece, una correcta percepción de los problemas y una conciencia enraizada en cada ciudadano de que solo el trabajo, la participación, el hacer común y el aporte cotidiano, constituyen los resortes que nos harán avanzar en medio de la tormenta.

De más está mencionar el papel decisivo que en esta lucha desempeñan los colectivos obreros, por el ejemplo que pueden mostrar al país en el enfrentamiento decidido a la indisciplina, el descontrol y el despilfarro, entre otras manifestaciones que entorpecen la buena marcha de la economía.

 

Preciso es entonces convertir las asambleas de afiliados en un verdadero escenario para la educación económica de los trabajadores, que evadan las disertaciones teóricas y den paso al análisis crítico y al intercambio, a camisa quitada, acerca de los problemas y sus posibles vías de solución.

Está probado que muchas veces, en una fábrica, un taller o una unidad de servicios, la respuesta más contundente, la variante más lógica o la alternativa más viable han salido de la iniciativa y la sapiencia de un simple obrero, siempre que se sienta parte de las decisiones y esté motivado para actuar en consecuencia.

La unidad a que nos convoca Raúl se cultiva con un ejercicio mucho más eficaz del control obrero en pos de la productividad, la eficiencia económica, la calidad, la disciplina laboral y tecnológica, la reducción de los gastos, el uso racional de la fuerza de trabajo y el ahorro de todo tipo de recursos.

En esa dirección debe transitar hoy el desempeño de cada una de las empresas y entidades presupuestadas que conforman el sistema económico del país, guiadas, en primera instancia, por los acuerdos y Lineamientos aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, luego de amplio y democrático debate popular.

Allá quienes, en su prepotencia, acostumbran a olvidar las lecciones de la historia, se hacen falsas ilusiones y apuestan a las seducciones de un capitalismo que con lentejuelas y cantos de sirena pretende reblandecer principios, opacar valores y estrechar los más caros anhelos espirituales.

Quienes amamos esta tierra, con sus virtudes e imperfecciones, sí tenemos bien presente qué fuimos, de dónde venimos y hacia dónde queremos ir, pero con la frente erguida, sin vendernos al mejor postor y asidos más que nunca a la alerta guevariana de que "al imperialismo, ni un tantito así".  (Imagen: Archivo.)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Septiembre 2021
DoLuMaMiJuViSa
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2021, Camagüey, Cuba.