logo

Por Jessica Castillo Nápoles/Radio Cadena Agramonte.

El Día de los Derechos Humanos fue designado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1950, pero la necesidad de acudir a este tema es tan antigua como la propia historia del hombre y su convivencia en sociedad.

Hablar de derechos humanos en Cuba no puede hacerse sin mencionar a José Martí, defensor de un proyecto de República "con todos y para el bien de todos", basada en la dignidad plena. La visión de la esclavitud como “la gran pena del hombre” o cuando al referirse al racismo expresa: “Hombre es más que blanco, más que mulato, más que negro”, ilustran sus ideas al respecto.

El pensamiento y acción martianos abarca innumerables zonas en las que la Revolución Cubana ha trabajado desde 1959. También incontables son los ejemplos en este sentido.

El sector de la salud en la Isla muestra su valor mediante la atención médica gratuita, incluyendo la asistencia a ancianos y minusválidos y el control higiénico. La erradicación de enfermedades como la poliomielitis, el paludismo y la difteria, entre otras infectocontagiosas, constituyen logros en este sector.

La educación es otro de los pilares que distingue al país ante el mundo. Se organiza desde la enseñanza preescolar hasta los estudios universitarios incluyendo la artística, sin costo alguno para la población, y vela por el mantenimiento de la calidad de la docencia y de las actividades extracurriculares.

Mantener la defensa de los derechos humanos, es tarea intrínseca de cada individuo. Los cubanos, por su parte, trabajan por ello tanto dentro de la nación como fuera, mediante ayudas solidarias en variados ámbitos.

En ese sentido la labor debe trascender las fronteras hasta lograr que sea constante y universal el respeto a los derechos.



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *