logo

Camagüey, 3 ene.- En más de un año en fase de prueba en fincas de las provincias de Camagüey y La Habana, los molinos CITA-Steere, fabricados en ese primer territorio, demostraron su efectividad para el abastecimiento de agua a pequeños asentamientos agrícolas y ganaderos. 

Más de nueve mil litros del líquido puede bombear  diariamente el prototipo, a una velocidad del viento de cuatro metros por segundo, más baja que la de otros modelos utilizados en Cuba y a un costo menor al de muchas marcas importadas.

Según datos facilitados por Pedro González, investigador del Centro Integrado de Tecnologías del Agua (CITA), de Camagüey, el aparato probó su eficiencia en el suministro a estancias con más de 500 cabezas de ganado vacuno, además de sembrados, otros animales, y viviendas de familias.

Su estructura ligera, sencilla y desmontable, permite fácilmente bajarlo en caso de huracanes y eventos meteorológicos que afecten al país, explicó el especialista, uno de los encargados de desarrollar el proyecto.

Por su parte, el campesino Félix Morffi, propietario de una de las fincas donde se instaló uno de los molinos en pruebas, confirmó la calidad del CITA-Steere en un reciente evento sobre energías renovables efectuado en Camagüey, pero sugirió algunos cambios para un mejor funcionamiento.

Refirió el usuario que el fortalecimiento del rotor, el trabajo de acabado de las aspas, el estañado del cable de freno y otros detalles, pudieran brindar un mayor aprovechamiento de las potencialidades del molino, pendiente de validación.

Al respecto, Luis Bérriz, presidente de la organización no gubernamental CUBASOLAR, señaló en ese evento la importancia de lograr un modelo a bajo costo y de atractiva comercialización, además de favorecer el desarrollo de la energía renovable, más barata y sana para el medio ambiente.  (Lianet Leandro López/AIN).



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *