logo

Washington, 10 ene.- Este año será un segundo más largo de lo habitual, pues los relojes atómicos del mundo se ajustarán debido a una disminución en la rotación de la Tierra, reflejó la red digital de ciencia y tecnología The Verge.

El segundo extra se añadirá justo antes de la medianoche del 30 de junio, cuando los relojes estén a punto de cambiar al 1º de julio, según aconsejó el Servicio Internacional de Rotación de la Tierra y Sistemas de Referencia (IERS) del Observatorio de París a las autoridades responsables de la medición y la distribución del tiempo.

En efecto, el 30 de junio, a las 23:59:59, los relojes atómicos deberán realizar una pausa por un segundo.

Esta adición, anunciada por el Observatorio de París esta semana, tiene el objetivo de mantener los relojes terrestres acorde con el tiempo astronómico, producto de la desaceleración de la rotación del planeta. (PL) (Foto: Internet)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *