logo

Caracas, 17 mar.- El primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, manifestó hoy aquí su rechazo a la calificación de Venezuela como amenaza para Estados Unidos, realizada por el presidente de ese país, Barack Obama.

Nos encontramos en esta capital para colocarnos al lado de Venezuela y su pueblo, lamentando y rechazando la noción expresada por el mandatario estadounidense de que este país pueda ser una amenaza para los Estados Unidos.

Durante la cumbre extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), convocada por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, Browne manifestó su preocupación por el hecho de que Washington haya decidido unilateralmente que en Venezuela existen violaciones de derechos humanos que demandan sanciones.

El mandatario de Antigua y Barbuda se pronunció por una mejora de la relación entre Estados Unidos y Venezuela, la cual, con la ayuda de naciones del ALBA, dijo, se revertiría en pro de toda la región, a la cual calificó como poseedora del potencial para convertirse en el área económica más poderosa de todo el mundo.

La cita extraordinaria del ALBA en Caracas busca definir una posición común respecto a la injerencia de Washington en los asuntos internos de Venezuela de cara a la VII Cumbre de las Américas, a realizarse el próximo mes de abril en Panamá.

Efectuada en el Palacio de Miraflores (sede del Ejecutivo), la cita del ALBA cuenta con la participación de jefes de Estado y de Gobierno y cancilleres de los 12 países de América Latina y el Caribe miembros de bloque, que se agrupan bajo principios de solidaridad, cooperación y complementariedad.

El pasado 9 de marzo, el presidente Barack Obama emitió una orden ejecutiva que declara a esta nación como una amenaza inusual y extraordinaria para Estados Unidos y establece sanciones a funcionarios venezolanos, acción que ha generado rechazo entre numerosas naciones del continente y otras partes del mundo. (PL) (Foto: Telesur)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *