logo

Caracas, 17 mar.- El primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, calificó hoy de injusta la orden ejecutiva emitida por el presidente estadounidense, Barack Obama, contra Venezuela, la cual considera a este país como una amenaza para la seguridad de su nación.

La imposición de estas medidas -firmadas el 9 de marzo- es injusta e inexplicable, afirmó Skerrit en la cumbre extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), convocada para rechazar esta agresión a Venezuela por el gobierno de Washington.

El primer ministro expresó su solidaridad con Venezuela y señaló que no se trata de mostrar un sentimiento antinorteamericano, sino de defender principios que no son negociables.

Estamos aquí para decirle a Venezuela que no está sola en la búsqueda de la justicia, añadió, a la vez que defendió una solución de las diferencias a través del diálogo y la diplomacia.

De igual forma, destacó el carácter unilateral de la orden ejecutiva firmada por Obama.

No veo cómo un sistema justo puede crear problemas a Estados Unidos, cuestionó ante los representantes de los 12 países que integran este mecanismo fundado en La Habana el 14 de diciembre de 2004 por acuerdo del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez y el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

Skerrit también criticó el bloqueo económico, financiero y comercial que por más de medio siglo la nación norteña aplica a Cuba. Es el momento para que todos nuestros pueblos y gobiernos se unan y tengan una sola posición, aseveró.

El ALBA está integrada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Venezuela. (PL) (Foto: Telesur)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *