logo

Rancagua, Chile, 19 jun.- La esperanza volvió a instalarse en el pabellón de Ecuador en la Copa América de Fútbol, tras concretarse este viernes su triunfo 2-1 sobre México, que le otorga oportunidades, aunque mínimas, para clasificar a cuartos de final.

Luchamos y trabajamos durante todo el partido. Desde el primer minuto demostramos que queríamos ganar. Ahora resta esperar (para conocer si finalmente se logran clasificar a cuartos), sentenció el ecuatoriano Miller Bolaños, encargado de marcar la primera diana del encuentro.

Ecuador sitió a México en los primeros instantes del partido y estuvo a punto de derrumbar la fortaleza azteca en el mismo minuto uno, pero el arquero Jesús Corona detuvo providencialmente un disparo potentísimo de Bolaños.

Poco a poco comenzó a equilibrarse el partido e incluso México tuvo el gol en las botas de Matías Vuoso en el minuto 23, sin embargo la selección ecuatoriana, a través del propio Bolaños, fue la encargada de abrir el celofán.

Transcurría el minuto 26 cuando la escuadra azteca perdió el balón en el centro del campo; Ecuador recuperó y montó un contragolpe de libro, que finiquitó Bolaños para poner delante a su equipo y, de paso, sumar su segunda diana del torneo.

En la segunda mitad del choque, México salió decidido a presionar la salida del balón de los ecuatorianos y a mostrar más mordiente ofensivo, pero los defensas adversarios se mostraron muy serios en todo momento, con gran solvencia.

La faena azteca hizo aguas en el minuto 56 porque Ecuador volvió a robar en la franja media de la cancha, articuló un electrizante contragolpe y volvió a vulnerar la meta de Corona, esta vez gracias al gol de Enner Valencia.

Lejos de amilanarse con el 2-0, la selección de México se envalentonó y estuvo a punto del descuento en el 58, aunque finalmente el arquero ecuatoriano Alexander Domínguez detuvo el disparo a bocajarro de Vuoso.

Cinco minutos después, los mexicanos dispusieron de un penal -por falta dentro del área de Walter Ayoví-, que convirtió en gol Raúl Jiménez, para poner el 2-1 en el pizarrón del estadio El Teniente de esta ciudad.

Entonces el partido se volvió loco, al rojo vivo. Idas y vueltas en estado puro. Electricidad en todo el campo. Expulsión del técnico azteca Miguel Herrera. Ataques y contragolpes. Muchos fallos y falta de claridad. Mucho corazón y pocas ideas.

La última esperanza mexicana para empatar el duelo se agotó en el 85, cuando el delantero Marco Fabián mandó por arriba del larguero un disparo desde la frontal del área.

Todo quedó así y Ecuador encendió la vela de la esperanza, al llegar a tres puntos y finalizar en la tercera posición del grupo A.

Los de la mitad del mundo ahora estarán pendientes de los resultados de los otros grupos, para ver si finalmente obtienen una de las plazas a cuartos de final, que otorga el torneo a los dos mejores terceros lugares.

Todo Ecuador estará pendiente de los desafíos Paraguay-Uruguay, en la llave B, y Brasil-Venezuela y Colombia-Perú, por el C. Después de esos partidos quedarán definidas las plazas de los mejores terceros lugares.

Por otra parte, este triunfo representó el primero de Ecuador sobre México en la historia de la Copa América, luego de tres derrotas y un empate.

Los aztecas, que vinieron a este certamen con un equipo B, solo sumaron dos puntos (producto de dos empates y esta derrota) y volvieron a quedar eliminados en la fase de grupos, como sucedió en la anterior edición en 2011. (PL) (Foto: TeleSur)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *