logo

Las Tunas, 6 feb.- Los asociados a cooperativas y campesinos cubanos laboran con el fin de entregar este año al Estado unos 350 millones de litros de leche, para contribuir al propósito del país de autoabastecerse lo antes posible del vital alimento.



Durante una visita de trabajo a la provincia de Las Tunas, Orlando Lugo Fonte, presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), dijo a la prensa que esa cifra constituirá un récord para el sector no estatal de la agricultura, que aporta cerca del 70 por ciento de la leche producida en la Isla.

Explicó que en los últimos años Cuba ha puesto en práctica en sus zonas rurales un programa de entrega directa del alimento desde las vaquerías hasta las bodegas donde se vende a la población, con el objetivo de disminuir el consumo de leche en polvo, que tiene un alto precio en el mercado internacional.

Este proyecto ha posibilitado que hasta la fecha 67 municipios cubanos se autoabastezcan de leche fresca, con el consiguiente ahorro del producto en polvo y disminución de los gastos en transportación desde las industrias pasteurizadoras, muchas veces a largas distancias.

El máximo dirigente de los campesinos cubanos precisó que, no obstante los avances, aún la nación tiene que importar anualmente entre 30 mil y 35 mil toneladas de leche en polvo, que representan más de 100 millones de dólares.

Enfatizó que  restan muchas potencialidades por explotar para elevar los volúmenes de alimentos, y destacó que esta actividad se verá reforzada por la progresiva entrada en producción de cerca de un millón de hectáreas ociosas que en los últimos meses se entregaron en usufructo a más de 100 mil cubanos.

Informó que cerca de 40 mil de esos usufructuarios que pondrán en explotación tierras antes improductivas se dedicarán a la actividad ganadera, y los restantes a los cultivos varios. (AIN).

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *