logo

Roma, 6 sep.- Los ministros de Exteriores de la Unión Europea se reunieron para concretar acciones que permitan atender a los refugiados que llegan a ese continente, huyendo de conflictos en sus países de origen.

Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea (UE) acordaron un plan de cinco puntos para atender la crisis de refugiados que vive el continente, tras la segunda reunión del grupo celebrada este sábado.

Al respecto, la jefa de la diplomacia de la EU, Federica Mogherini, aseguró que "ha acabado el juego de echarse las culpas unos a otros y ha llegado el momento de tomar medidas", al tiempo que precisó que todos los países de la región se enfrentan "a un evento dramático" y "no una emergencia, porque está aquí para quedarse".

 "Cuando lo aceptemos psicológica y políticamente antes seremos capaces de responder de manera efectiva", precisó.

Estas naciones se comprometieron a brindarle protección a las personas que lo requieran, atender la crisis bajo el respeto de los derechos humanos, trabajar contra los traficantes de personas, reforzar las relaciones con los países de donde vienen los refugiados y con aquellos que sirven de tránsito, y discutir sobre los acuerdos previos de readmisión y devolución, así como las causas de esta problemática.

Por otra parte, la ministra informó que crearán un fondo fiduciario para apoyar a los países africanos, y que abordarán los conflictos en Siria y Libia.

 Se espera que el próximo miércoles la Comisión Europea (CE) presente una propuesta que incluiría la repartición de 120 mil refugiados de los miles que han llegado a Hungría, Grecia e Italia, además, de una lista de "países seguros" con la cual se agilizarán o rechazarán las demandas de asilo de quienes provengan de ellos, posiblemente incluya Albania, Macedonia, Mentenegro, Serbia y Turquía, quienes también son candidatos de ingresar a la UE.

La jefa de la comunidad destacó que la CE aboga por un sistema de cuotas obligatorias, debido a que uno voluntario "haría las decisiones más difíciles y menos inmediatas" y "no nos podemos permitir el lujo de perder tiempo", aseveró.

Los ministros de Relaciones Exteriores de la UE culminaron este sábado las jornadas de discusiones sobre la crisis humanitaria de refugiados que se vive en ese continente.

La reunión de este viernes culminó sin la presentación de un plan definitivo para poner fin a esta situación. En ella, el ministro de Italia, Paolo Gentiloni, resaltó que no se trata de un problema "sólo de cuotas", al contrario, se necesita "un derecho de asilo común europeo" que atienda a estas personas. A su juicio "ya no funciona el principio de que el país de asilo es el primero al que se llega", ya que "no es ninguna invasión, sino un fenómeno que va a durar". (Telesur)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *