logo

Washington, 24 nov.- Varios congresistas republicanos exmiembros de las fuerzas armadas estadounidenses, pidieron al Pentágono que impida el cierre de la cárcel de la base naval de Guantánamo, en el este de Cuba.

El representante Mike Pompeo y otros 15 legisladores enviaron una carta a la Junta de Jefes de Estado Mayor, máxima instancia de dirección castrense, en la que rechazan los planes del presidente Barack Obama de clausurar esa penitenciaría y transferir los detenidos hacia territorio continental de Estados Unidos.

La misiva aconseja al mando militar norteamericano que se asesore mejor desde el punto de vista legal antes de ejecutar cualquier orden ejecutiva del mandatario relacionada con dicha penitenciaría.

En nuestra opinión, una acción de ese tipo violaría la legislación que prohíbe utilizar fondos del Departamento de Defensa para tales propósitos, destacan los congresistas.

Sin embargo, Obama y quienes lo apoyan en este plan argumentan que el Artículo Segundo de la Constitución otorga al jefe de la Casa Blanca la autoridad legal para decidir, no solamente dónde desplegar tropas, sino también el lugar más conveniente para albergar a los prisioneros.

Además de Pompeo, la carta publicada este lunes está firmada por sus correligionarios Brian Babin, Jim Bridenstine, Mike Conaway, Rick Crawford, Andy Harris, Darrell Issa, Bill Johnson, Peter King, Pete Olson, Steven Palazzo, Joe Pitts, Phil Roe, Tom Rooney, Don Young y Ryan Zinke.

El jefe de la Oficina Oval dijo la semana pasada en Manila, Filipinas, durante la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, que el Estado Islámico y otras organizaciones similares utilizan la propaganda en torno a la prisión de Guantánamo como arma de reclutamiento y para justificar sus demenciales acciones violentas contra personas inocentes.

Los atentados del 13 de noviembre en París, que provocaron 130 muertos, estimularon a sectores conservadores en el Capitolio a arremeter contra la clausura de esta penitenciaría en la base de Guantánamo, enclave militar ubicado en territorio cubano contra la voluntad del Gobierno y el pueblo de la isla caribeña.

Medios de prensa anunciaron a principios de este mes que la Casa Blanca presentará próximamente un plan para eliminar esa cárcel, y trasladar los reos a prisiones en territorio continental, posiblemente en instalaciones de Colorado, Carolina del Sur y Kansas.

El Pentágono asegura que actualmente hay en Guantánamo 107 detenidos, de los cuales unos 50 están autorizados para salir cuando se encuentre un lugar de destino, una treintena están cautivos de forma indefinida, 10 en varias fases de su procesamiento como supuestos criminales de guerra y el resto sin afrontar cargos delictivos. (PL) (Foto: Granma)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *