logo

La Habana, 16 dic.- La Resolución 250/15 que entrará en vigor el 4 de enero del 2016, dispone que  más del  85 % de los actos notariales se viabilicen en un plazo no mayor de 10 días, lo cual redundará en la calidad de la atención a la población.

Durante un encuentro con la prensa, Olga Lidia Pérez Díaz, directora de notarías del Ministerio de Justicia (MINJUS),  dijo que para adaptar los tiempos de recogida y entrega de documentos a sus clientes se tuvo en cuenta la complejidad de los asuntos a tratar.

Con esta resolución, adujo,  menos del 15 % de los trámites se resolverán entre  15 y 20 días, máxima extensión legal autorizada para los de mayor complicación.

Entre esos últimos,  los  relacionados con las descripciones de obra solicitadas por  personas jurídicas; Constitución de Cooperativas no Agropecuarias (CNoA), y sociedades mercantiles de capital cubano, abundó la funcionaria del  MINJUS.

Además, refirió, la aceptación de herencia y adjudicación de bienes;  actas de declaratorias de herederos  que requieran contratación de abogados y dictamen fiscal y actas de información a perpetua memoria.

Pérez Díaz informó que las notarias acogerán nuevos actos de competencia cómo la atención a la formación de las  CNoA, sus modificaciones estatuarias, así como la disolución, liquidación y extinción, si fuera el caso.

También, la potestad para realizar permutas de viviendas vinculadas o medios básicos entre entidades estatales y entre estas y los particulares.

Esta resolución 250, puntualizó Pérez Díaz, forma parte del conjunto de garantías previstas en el nuevo ordenamiento jurídico para la defensa de los derechos e intereses de los consumidores del servicio notarial.

Por tal motivo, apuntó, con su entrada en vigor este documento legal reduce la cantidad de visitas a la unidad para un mismo asunto y simplifica el proceso a partir de calificaciones previas  y la radicación de un Libro Único, que permitirá controlar el cumplimiento de lo dispuesto.

Con independencia de los horarios previstos, ningún notario, enfatizó Pérez Díaz, puede negarse a prestar un servicio si el interesado se encuentra en evidente peligro de muerte, de hacerlo, incurre en una infracción grave que lo inhabilitará para el ejercicio de sus funciones. (ACN) (Foto: Portal Cuba) 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *