logo

Por Dayana Cardona González/ Radio Cadena Agramonte.

Hoy, 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer, momento dedicado en todo el mundo a reflexionar sobre la situación de la mitad de la población mundial. Además, se recuerda la lucha de las féminas por su desarrollo integral y la participación en la sociedad.

Todo comenzó con la lucha emprendida en la antigua Grecia y reflejada por Aristófanes en su comedia “Lisístrata”, cuya protagonista es considerada la primera heroína del teatro de este autor.

En la referida obra, las féminas atenienses, cansadas de la guerra contra los lacedemonios, deciden obtener la paz de una singular manera: absteniéndose de sus obligaciones conyugales y familiares.

Posteriormente se vio reflejada en la Revolución francesa: las parisinas —quienes pedían libertad, igualdad y fraternidad— marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino.

Ya en 1910, en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas reunidas en Copenhague, se reiteró la demanda de ayuda universal para todas las mujeres y, a propuesta de Clara Zetkin, se proclamó el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, con el objetivo de promover la igualdad de derechos.

El 19 de marzo de 1911 tuvo lugar en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, la primera celebración de este día, y su conmemoración comenzó a extenderse desde entonces a numerosos países.

No fue hasta 1975, cuando la Organización de Naciones Unidas celebró el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo, que se establece esa fecha para todo el planeta.

Dos años más tarde, en diciembre de 1977, la Asamblea General adoptó una resolución proclamando un Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional, con la especificidad de que los estados miembros pueden celebrarlo cualquier día del año, siguiendo su tradición histórica y nacional.

En Cuba se conmemora la fecha desde 1931, en el contexto de las luchas por las reivindicaciones sociales que siempre contaron con la presencia femenina.

Hoy las mujeres somos parte de las conquistas de la Revolución en las distintas esferas de la vida, ya sea en lo político, económico, social, cultural o espiritual, y contamos con reconocimiento y respeto.

La mayor isla del Caribe se destaca en la lucha para lograr cada vez más la igualdad de oportunidades, el respeto a los derechos humanos, por evitar la discriminación de género y propiciar el empoderamiento de la mujer.

Aunque mucho se ha avanzado en la equidad de género en el mundo, todavía existen en  no pocos sitios del planeta abusos de toda índole, diversas formas de explotación, pobreza extrema, maltrato y violencia, por citar algunos flagelos que padecen las mujeres en nuestros días.

Es hora de reflexionar acerca de los logros en materia de género y todo lo que falta en este sentido. Pero también debemos celebrar la valentía y la determinación de las féminas que han desempeñado un papel clave en la historia de sus países y comunidades.

Cómo dice la Declaración y Programa de Acción de Viena del año 1993 en su artículo 18: "Los derechos humanos de la mujer y de la niña son parte inalienable, integrante e indivisible de los derechos humanos universales. La plena participación, en condiciones de igualdad, de la mujer en la vida política, civil, económica, social y cultural en los planos nacional, regional e internacional y la erradicación de todas las formas de discriminación basadas en el sexo son objetivos prioritarios de la comunidad internacional." (Imagen: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *