logo

aciones Unidas, 17 mar.- Cuba compartió en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de Naciones Unidas (CSW) sus experiencias sobre la interacción entre los diversos actores de la sociedad para impulsar el empoderamiento de las féminas.

La secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), Teresa Amarelle, intervino en un diálogo a nivel ministerial titulado "Construyendo alianzas para la implementación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible desde la perspectiva de la equidad de género".

Amarelle expuso las políticas publicas y el trabajo coordinado entre el Gobierno de la isla, la FMC y otras organizaciones de la sociedad civil para materializar el derecho de las mujeres a su plena inclusión política, económica y social.

En declaraciones a Prensa Latina a propósito del evento y de la 60 sesión de la CSW, prevista aquí hasta el 24 de marzo, la dirigente destacó la importancia de la unidad de acción en torno a los objetivos de empoderar a las féminas y de avanzar en la igualdad.

Nuestras experiencias de labor conjunta entre el Gobierno y la FMC, que agrupa a más de cuatro millones de mujeres y defiende los intereses de ese sector poblacional, resultan muy favorables y generan reconocimiento y admiración en el mundo, dijo.

De acuerdo con la líder femenina, entre los ejemplos de buenas prácticas sobresalen las guarderías, los análisis sobre empleo con la participación de representantes gubernamentales y de la sociedad civil y la red de mujeres rurales de Cuba, un espacio donde interactúan varios ministerios, la FMC y organizaciones en función del progreso incluyente en los campos.

Para Amarelle, la clave está en la voluntad política estatal y en la disposición a trabajar de conjunto con los diferentes actores.

También el sector privado forma parte de las iniciativas de empoderamiento, traducidas en el pleno acceso a la salud, la educación, los derechos sexuales y reproductivos, el empleo y la seguridad social, subrayó.

En ese sentido, la secretaria general de la FMC afirmó que la Revolución Cubana ha sido desde 1959 "el mayor programa de igualdad que hemos tenido las mujeres".

La víspera, la integrante del Consejo de Estado de la isla intervino en la segunda jornada de la CSW, órgano de Naciones Unidas creado en 1946 que centra su 60 sesión en la aplicación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, adoptada en septiembre pasado para reducir la pobreza y las inequidades en el planeta.

Durante su discurso, Amarelle demandó el compromiso de los gobiernos con el empoderamiento de las féminas e insistió en la necesidad de cumplir los acuerdos en esa dirección, como la Declaración y Plataforma de Acciones de Beijing, de 1995.

Al respecto, recordó que la voluntad política ha hecho posible que en Cuba las mujeres tengan igual salario que los hombres por trabajo de igual valor, pensiones por viudez, licencia de maternidad retribuida hasta un año después de nacido el bebé, derecho a la tierra y a recibir créditos bancarios y acceso gratuito a la educación y la salud.

Además, la actual tasa de desocupación femenina en la isla es inferior al 3,5 por ciento, las mujeres son el 48 por ciento del total de las personas ocupadas en el sector estatal civil y casi la mitad de los parlamentarios, mientras que en el Consejo de Estado constituyen el 45,2 por ciento, señaló. (PL) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *