logo

Caracas, 3 jun.- El Gobierno venezolano entregó hoy un recurso legal al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) "para frenar la pretensión del Poder Legislativo de inmiscuirse en las funciones constitucionales que tiene el Poder Ejecutivo".

Según el consultor jurídico de la Presidencia, Elvis Amoroso, esta medida pretende poner freno a las intenciones de la mayoría parlamentaria de derechas que, mediante acciones violatorias de la Constitución, instigó a la Organización de Estados Americanos (OEA) para que aplicara la Carta Democrática contra Venezuela.

Las relaciones exteriores de la República y la celebración de tratados internacionales le corresponden al presidente Nicolás Maduro, agregó el jurista.

Además, advirtió que el Parlamento intenta aprobar diversas leyes para boicotear la gestión del Gobierno en política interna.

Toda esta serie de atropellos por parte del presidente de la Asamblea Nacional (Henry Ramos Allup) y su junta directiva las denunciamos en este recurso de amparo, a fin de que se pueda interpretar la Constitución correctamente, explicó.

Al volver sobre las discusiones en la OEA en torno a la posible aplicación de la Carta Democrática, recordó que Venezuela sigue siendo un Estado de Derecho, por lo que no existen las condiciones políticas ni legales para invocar ese recurso.

Al respecto, la opinión de los expertos coincide en que existe un consenso entre los países miembros del organismo multilateral para impedir una violación de la soberanía nacional venezolana.

Los embajadores de Nicaragua y Argentina recordaron la víspera que los conflictos del pueblo venezolano deben resolverse sin la interferencia de actores internacionales. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *