logo

Guantánamo, Cuba, 5 may.- La presencia de un numeroso grupo de pacifistas hoy en el V Seminario por la paz y la abolición de bases militares extranjeras es de alta importancia por la amenaza que representa la escalada militar en el mundo.

En declaraciones exclusivas a Prensa Latina, Alicia Jrapko, presidenta del Comité internacional paz, justicia y dignidad a los pueblos subrayó que es la primera vez que participa en este evento y lo consideró un espacio vital para denunciar y exigir el cierre y devolución del territorio ocupado por la base naval en Guantánamo.

Esa violación a la soberanía nacional de Cuba (por Estados Unidos) y al derecho internacional hace que esta oriental provincia tenga un sentido esencial para este evento, apuntó la luchadora por la paz mundial.

“No solamente significa que hay un territorio ilegalmente ocupado, sino que representa una amenaza a la paz regional por su posición en el Caribe desde donde se le facilita a Estados Unidos el envío de tropas hacia cualquier destino”, comentó.

Estamos aquí también para exigir el cierre de la prisión instalada allí donde se tortura a los apresados bajo presuntos actos de terrorismo, expresó.

Puntualizó Jrapko que en la cita participan expertos, estudiosos y analistas sobre temas militares, sobre los cuales venimos a conocer y ampliar nuestros saberes para dominar las razones de nuestra lucha por un mundo en paz.

Este será además un encuentro que posibilitará coordinar acciones conjuntas entre los diferentes movimientos de paz y solidaridad del mundo, amplió la activista por la paz.

Cerca de 300 delegados asisten a este seminario internacional que concluirá el 6 de mayo con un encuentro con pobladores del municipio de Caimanera, limítrofe con las instalaciones de la base naval estadounidense en Guantánamo, considerada la más antigua de esa nación fuera de sus fronteras, y en contra de la voluntad del pueblo cubano. (PL) (Foto: Archivo)

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *