logo

Madrid, 1ro. jun.- Más de 200 dirigentes sindicales españoles expresaron hoy aquí su respaldo a la Revolución cubana, ante el asedio mediático desatado contra la isla por Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Los trabajadores, pertenecientes a numerosas ramas de la producción de todas las comunidades autonómicas de España, se sumaron así a una declaración sindical de apoyo a la mayor de isla del archipiélago de las Antillas, aprobada en La Habana el pasado 2 de mayo.

Con esta adhesión, los firmantes desean evidenciar que la nación caribeña no está sola frente a la torticera y malévola campaña mediática gestada en Estados Unidos y Europa para desacreditar al Estado cubano, reza el manifiesto.

La actual cruzada organizada por las potencias imperialistas tiene su eje de diseño en los Estados Unidos y su centro de operaciones en la UE, denuncia el texto, al cual tuvo acceso Prensa Latina.

Mientras el primero dedica millonarias sumas para promover la subversión, el descrédito y finalmente el aplastamiento de la Revolución cubana, el bloque comunitario demuestra una subordinación cada vez mayor a esa política agresiva, señala.

Los sindicalistas fustigan la pretensión del imperialismo de atentar contra la imagen de respeto a los derechos humanos, divisa esencial de la patria de José Martí y Fidel Castro.

En aras de cumplir ese objetivo, se distorsiona y manipula la política seguida por el gobierno y las organizaciones sociales y de masas de Cuba, que ha situado el bienestar del hombre en el centro de sus aspiraciones, sostienen.

Resaltan que Cuba, pese a la brutal guerra económica a que es sometida desde hace casi medio siglo, no sólo ha resistido, sino que se ha desarrollado y alcanzado índices sociales similares a los de países del primer mundo.

Tiene el mérito, además, de haber logrado mucho con muy poco y hacerlo crecer con el acto enriquecedor de compartirlo, destacan los firmantes, quienes enaltecen el gesto del pueblo cubano de ir a salvar miles de vidas en otras latitudes.

En su declaración, los trabajadores españoles reconocen la legítima decisión de Cuba de construir su propio destino y rechazan la intromisión extranjera en sus asuntos internos.

Exigen el cese del criminal bloqueo norteamericano contra La Habana y la excarcelación de cinco jóvenes cubanos presos en Estados Unidos desde 1998 por el simple hecho de prevenir a su país de acciones violentas.

Se comprometen a intensificar sus acciones solidarias en todos los niveles para lograr en el menor tiempo posible la liberación de esos cinco luchadores contra el terrorismo. (PL).



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *