logo

Fotograma del filme cubano Bailando con Margot.Moscú, 17 sep.- Cineastas de Cuba y Rusia exploraron la posibilidad de realizar trabajos conjuntos, en el contexto de la semana del séptimo arte de la isla en esta capital, donde se exhibió el largometraje Ya no es antes (2016), del director Léster Hamlet.

Estuve de visita en los estudios Mosfilm y conocí a su director Karen Shajnazarov, de quien también he visto sus películas, declaró a Prensa Latina Arturo Santana Vila, director del filme Bailando con Margot.

Nosotros conversamos mucho y hablamos, inclusive, de la posibilidad de colaborar, coproducir o trabajar en un proyecto de cineastas cubanos y moscovitas sobre varias historias de amor, comentó Santana Vila, cuya obra de 2015 se presentó aquí el viernes.

Bailando con Margot es una película que ya se exhibió desde Venezuela hasta Estados Unidos, recordó Santana, quien forma parte de una delegación cubana que participa en la muestra cinematográfica de la Isla, inaugurada el pasado jueves.

Hace poco, el largometraje ganó un premio en Nueva York, de la Asociación de Periodistas de Espectáculos de esa ciudad, y eso me hizo feliz y a los coproductores venezolanos, comentó en el lobby de la sala capitalina Ilusión.

Es una película del cine Noa que nos puso muy contentos a todos por la aceptación obtenida. Es una historia distinta, un poco fuera de los géneros acostumbrados en Cuba, pues mezcla el musical, el deportivo y el gansterismo, explicó.

De su lado, Gabriela Ramos Gómez, joven actriz del filme Últimos días en La Habana (2016), explicó a Prensa Latina que está feliz, pues haber trabajado con el director Fernando Pérez ya fue un premio para ella, comentó.

Apenas estoy en primer año de la Escuela Nacional de Arte (ENA) y trabajar con Pérez fue como si ya la hubiera pasado. Aprendí tanto de él como de Raúl Pérez Uretra, Jorge Martínez o Patricio Wood.

Fue una experiencia muy bonita, pues en la primera aparición en escena aprendí de grandes maestros que me abrieron muchas puertas, consideró.

Al terminar la película, inicié mis estudios en la ENA y me presentaron el proyecto de una película de horror psicológico con un director cubano, radicado en Reino Unido, Rudis Riverón.

Me propusieron el papel protagónico para interpretar a una muchacha llamada Lily, un papel que me ayudó mucho, pues estaba deseosa de representar a una muchacha con problemas psiquiátricos y eso me dio la oportunidad de hacer algo que buscaba y necesitaba, indicó.

La Semana del Cine cubano, que se extiende hasta mañana lunes, también incluye a las cintas Cuba Libre (2015), de Jorge Luis Sánchez, y Café Amargo (2015), de Rigoberto Jiménez.

El presidente del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, Roberto Smith de Castro, encabeza la delegación cubana, que también integra la jefa de Relaciones Internacionales de esa entidad, Yuleuvis Valdés Álvarez. (PL) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *