logo

Johannesburgo, 11 jun.- El partido entre Sudáfrica y México, dos selecciones distintas por su juego y la forma de interpretar al balompié, correrá desde hoy las cortinas de la Copa del Mundo de Sudáfrica-2010 .



Emergida triunfadora ante el asombro de la Gran Europa, Asia y alguna que otra nación del continente americano, la cita planetaria, primera en suelo africano, paralizará durante un mes el accionar de un mundo que caerá rendido a los pies del más universal de los deportes.

La anfitriona enfrentará a un México obsesionado con hacer historia, y que se consolidará aquí como uno de los países con más ediciones disputadas en su quinta consecutiva.

El encuentro se disputará en el estadio Soccer City de esta ciudad con aforo para 90 mil personas y con la presencia del líder histórico surafricano Nelson Mandela.

El "Tri" mexicano, de Javier Aguirre, y los Bafana-Bafana del brasileño Carlos Alberto Parreira, examinarán un difícil cuestionario que quien lo apruebe alcanzará una alta nota de cara a salida de la fase de grupos.

Los dos planteles tienen en común una buena preparación, en la que resaltan la condición de invicto de Sudáfrica en once juegos y los dos tropiezos de México en doce encuentros.

Los africanos jugarán su tercer Mundial, después de Francia 1998 y Corea-Japón 2002, en tanto México cumplirá en esta cita su decimocuarta participación y en cinco de ellas ha sido uno de los dos equipos involucrados en el partido inaugural.

Los mexicanos exhibirán hoy el mejor equipo posible de los últimos años como lo afirmó su seleccionador Aguirre.

El "Tri" archiva dos victorias en amistosos contra el once de la sede, y una dolorosa derrota en su único enfrentamiento oficial, durante la fase de grupo de la Copa de Oro de la Concacaf en el 2005, evento al que los surafricanos fueron como invitados.

Para ambos directores técnicos la jornada tendrá ribetes dramáticos, sin embargo, los mexicanos llevarán posiblemente la peor parte porque lidiarán contra 12 jugadores si contamos a la afición local que convertirá al flamante Soccer City en una verdadera caldera del diablo.

Sin embargo, Aguirre ha declarado su intención de jugar un quinto partido en este Mundial.

Para ello contará con Cuauhtémoc Blanco, de 37 años, que cumplirá con su tercera presentación, y de algunos miembros de aquella generación dorada, que le dio a México el campeonato mundial Sub 17, Giovani dos Santos y Carlos Vela, Efraín Juárez y Héctor Moreno.

Entre esos dos extremos se ubican futbolistas como el portero Guillermo Ochoa y el volante Andrés Guardado, con experiencia mundialista en la Copa de Alemania que consolidan la fortaleza del "Tri".

Por su parte, la llamada "nación del arco iris", no ha escatimado ni un ápice de esfuerzos y recursos en la búsqueda de una actuación histórica que le abra las puertas de la consagración continental y en el ámbito universal del fútbol.

El volante Steven Piennar, del Everton, y los laterales Siboniso Gaxa y Tsepho Masilela, se perfilan como las tres puntas del triángulo en los planes del seleccionador Parreira.

Además, los Bafana-Bafana aspiran a clasificarse para la segunda fase, un deseo que pudiera considerarse una primera parada en las intenciones del once anfitrión, eliminado en primera ronda en Francia 1998 y en Corea-Japón 2002.

Posibles alineaciones:

México:
Guillermo Ochoa, Rafael Márquez, Francisco Rodríguez, Ricardo Osorio, Carlos Salcido, Andrés Guardado, Gerardo Torrado, Israel Castro, Giovanni dos Santos, Guillermo Franco y Carlos Vela.

Sudáfrica: Josehp Moneeb, Aaron Makoena, Bongani Khumalo, Lucas Thwala, Anele Ngcongca, Reneilwe Letsholonyane, Kagisho Dikacoi, Teko Modise, Steven Pienaar, Siphiwe Tshabalala y Katlego Mphela. (PL).

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *