logo

La Habana, 27 ene.- Una vez más los niños, que son la esperanza del mundo, le cantaron a José Martí, ahora en ocasión del aniversario 165 de su natalicio, y desde una sede integradora, la Casa del Alba Cultural, como eran sus sueños.

Durante la velada artística, realizada hoy en esa institución capitalina con un rico aval de casi una década en la promoción del patrimonio cultural latinoamericano, se presentaron las cantorías infantiles Ola, Caracola y Coralillo.

El recital comenzó con la declamación de los versos Los zapaticos de rosa,  bella obra poética del cubano más querido por los niños y que aprendieron en las páginas de la Edad de Oro.

Las voces de los coros encontraron eco y aplausos de los presentes, cuando interpretaron canciones tan conocidas como Venga la esperanza, representada como nunca antes por la feliz infancia cubana, La guantanamera y El Mambí.

Resultó una mañana inolvidable y esperanzadora en la que los más pequeños le rindieron tributo de recordación al Héroe Nacional de Cuba al interpretar Meñique, Cantares martianos y La tierra en que yo nací. (ACN) (Foto: Archivo)    



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *