logo

Tashkent, 27 feb.- Los Tigres de Uzbekistán rompieron hoy el invicto de los Domadores de Cuba en la VIII Serie Mundial de Boxeo (WSB, por las siglas en inglés), al vencerlos por 4-1, en el Complejo Deportivo de esta capital.

El único púgil en salir victorioso por los cubanos fue el campeón mundial de Hamburgo 2016 en 64 kilogramos, Andy Cruz, quien dispuso por tercera ocasión en su carrera de Ikboljon Kholdarov, esta vez con votación dividida de 2-1 (50-45, 47-48, 47-48).

Por su parte, los cuatro triunfos de los anfitriones fueron por votación unánime de los jueces.

El medallista de oro de Río-2016 en los 49 kilogramos, Hasanboy Dusmatov, dispuso por triple 48-47 del titular mundial Johanys Argilagos, mientras el bicacampeón bajo los cinco aros de 2012 y 2016 en 56 kilos, Robeisy Ramiérez, cayó frente al ex 52 kilos Shakhobidin Zoirov.

Otro que se deshizo de un oro olímpico fue el líder asiático de los 75 kilos, Israil Madrimov, vencedor sin mucho trabajo de 50-45 de Arlen López, ganador de su división en los Juegos de 2016.

Por último, el pesado Sanjar Tursunov (91 kilos) se desquitó de su última presentación ante Erislandy Savón en la pasada edición de la WSB y lo superó por resultado triple de 48-47.

Este fracaso deja al equipo cubano en 11 conquistas y cuatro descalabros en el actual certamen, en el cual tendrán su próxima presentación el venidero 23 de marzo ante los Caciques de Venezuela, quienes los recibirán en el Domo José María Vargas, en Maiquetía. (PL) (Imagen: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *