logo

Managua, 8 jul.- Este pueblo no se rendirá jamás, aseguró el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, al denunciar el intento golpista de sectores opositores, durante una alocución dirigida a miles de familias reunidas en la Avenida de Bolívar a Chávez.

Hay quienes piensan ponerle nuevamente las cadenas al pueblo, quienes se imaginan que porque la inmensa mayoría de nuestro pueblo es trabajador y honesto, confunden la humildad con ignorancia y cobardía; y este es un pueblo humilde, pero digno, valiente, un pueblo que ni se rinde ni se vende, afirmó Ortega este sábado.

“Ni un paso atrás”, respondió con fervor el pueblo a las palabras del mandatario, quien se refirió a la batalla por la paz que libran, una vez más, en las últimas semanas.

Los sembradores de la cizaña, de prácticas terroristas para asesinar a sus hermanos nicaragüenses son los que siguen el ejemplo de Caín, y cuántos Caínes hay financiando el terrorismo, los tranques (bloqueos de vías) para que las familias se ahoguen, se desesperen y se rindan, aseguró.

Ortega señaló que Nicaragua venía avanzando económicamente en paz y con seguridad, un ejemplo de país que con pocos recursos, pero que con su propio esfuerzo y cooperación internacional iba creciendo.

En ese sentido recordó los logros “del pueblo presidente” en la construcción de carreteras prometidas durante siglos por otros gobiernos, en beneficio de trabajadores y campesinos.

“Cuántos caminos adoquinados por todos los municipios del país, y lo que han hecho los sembradores de odio es destruir, incentivar y pagar por la maldad a gente que en medio de su ignorancia ha caído en la delincuencia”, denunció Ortega.

El mandatario lamentó el asesinato y secuestro de ciudadanos en los cierres de carreteras y refirió que han convertido esos lugares que ellos llaman de protesta cívica y pacífica, en centros de tortura y terrorismo.

También llamó asesinos a quienes financian, estimulan y justifican esos crímenes y pidió la detención de esos hechos.

Aseguró que ellos provocaron los actos de violencia, las muertes en abril, y luego desarrollando su plan para derrocar al Gobierno del pueblo, han continuado con esa ola de crímenes, asesinatos y actos terroristas.

“Independientemente de estratos económicos y sociales, aquí las reglas las pone la Constitución de la República a través del pueblo, no pueden venir a cambiarlas de la noche a la mañana simplemente porque se le ocurrió a un grupo de golpistas. Si quieren llegar al Gobierno que busquen el voto del pueblo, y ya veremos si el pueblo se lo dará, después de provocar tanta destrucción”, sentenció.

Ya habrá tiempo, tal y como manda la ley, para las elecciones, todo tiene su tiempo, agregó.

Por otra parte, recordó el aniversario 39 del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, a celebrarse el próximo día 19, y lo conmemorarán, dijo, con el compromiso de continuar la lucha por la paz, para que desaparezcan esos lugares, donde cometen crímenes aquellos que quieren convertir al pueblo en esclavo.

Ortega exhortó a los nicaragüenses a amar al prójimo como a uno mismo, mandamiento cristiano que, opinó, deben poner en práctica todos, “incluso aquellos que lanzan maldiciones y nos sentencian a muerte en nombre de instituciones religiosas”.

“Ese ha sido nuestro esfuerzo en la práctica cristiana, socialista y solidaria y seguirá siendo nuestro compromiso para llevarles bienestar, aún en estos momentos difíciles”, prometió.

Miles de nicaragüenses marcharon este sábado en la capital por la recuperación de la paz, en defensa de sus conquistas sociales, y en apoyo al Gobierno de Ortega, ante la crisis sociopolítica desatada hace casi tres meses en el país. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *