logo

Por Mariela Peña Seguí/ Radio Cadena Agramonte.

Acuñado en la Conferencia Mundial de las Mujeres, en Beijing, en 1995, el empoderamiento femenino se refiere específicamente al aumento de la participación de ese sector poblacional en los procesos de toma de decisiones y su acceso al poder.

Aunque todavía resta mucho por hacerse en ese sentido, lo cierto es que en Camagüey es una realidad palpable la consecución de metas como la igualdad de género y el crecimiento económico inclusivo, sobre todo, a nivel social. 

La mujer rural aprende a empoderarse

En la provincia, al decir de Aida Díaz Figueredo, presidenta de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) aquí, las mujeres contribuyen de manera muy significativa a las economías, fundamentalmente en el sector campesino, y han ido avanzando en su incorporación al trabajo que las hace dueñas de su economía personal.

“Gracias al trabajo conjunto de la ANAP con la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), hoy son campesinas seis mil 667 mujeres, cifra que ha crecido en tres mil durante los últimos tres años; así como también ha ido en ascenso la presencia de las féminas en los cargos de dirección.

“Por ejemplo, siete de los 12 cuadros profesionales de la ANAP a nivel provincial hoy son mujeres, y otro tanto ocurre con directivos a otros niveles”.

Según explicó Díaz Figueredo, teniendo en cuenta que el empoderamiento de las féminas es un proceso individual y colectivo, las mujeres rurales asociadas a la FMC toman conciencia en los debates sobre el tema.

“Hacemos muchas reuniones en las que debatimos sobre la situación de la mujer y hablamos sobre todo con mujeres familiares de los campesinos, madres, hijas, hermanas, etc., que no trabajan, para tratar de incorporarlas, y hemos logrado mucho. Ya tenemos mujeres en todas las labores del campo”.

Obviamente no todas podemos llegar a obtener cargos directivos, pero sí todas podemos y debemos tomar las riendas de nuestras vidas, empezando por el tema económico y los resultados de nuestro trabajo.

Un Gobierno femenino

Las féminas de estos tiempos deben enfrentarse a miles de desafíos para triunfar en el mundo laboral y alcanzar el éxito profesional.

Muchas camagüeyanas tienen cargos directivos, y varias empresas son dirigidas aquí por mujeres, y muestran importantes resultados productivos y de servicios.

Pero, muchas también ocupan cargos importantes en la toma de decisiones, como explica una de ellas, justamente la presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Camagüey (Gobierno), la diputada Isabel González Cárdenas.

“Muchos organismos de Camagüey cuentan con representación mayoritaria de la mujer. Aquí hay 54 mujeres en puestos clave de dirección, diez gobiernan el Poder Popular en los municipios y tres de ellas son diputadas a la Asamblea Nacional (Parlamento).

“Todo eso se ha logrado gracias a la Revolución y al trabajo de la FMC, que desde que fuera fundada por nuestra eterna presidenta, Vilma Espín, le ha dado a la mujer cubana el lugar que siempre mereció”.

Las mujeres que dirigen empresas exitosas en la provincia han tenido que trabajar duro para destacarse como ejecutivas.

Muchas quieren realmente lograr crecimiento profesional con todo lo que esto implica, y lo han logrado.

Niurka Rosa González Pérez es la directora general de la Comercializadora de Combustibles (CUPET) en Camagüey.

“He tenido que aprender a multiplicar el tiempo, y solo lo he podido hacer con la comprensión de la familia, mi esposo, hijo, nuera, pero también con el trabajo en equipo que hemos logrado impulsar, la cooperación de todos con el objetivo de mejorar los resultados”.

Seis unidades empresariales de base, de ellas tres depósitos de almacenamiento de combustible, la terminal marítima en la ciudad de Nuevitas y dos depósitos de gas licuado -uno en la también conocida como Ciudad Industrial y el otro en la de Camagüey-, son las entidades que integran la Comercializadora CUPET, donde esta camagüeyana dirige a más de 400 trabajadores que han logrado importantes reconocimientos nacionales e internacionales.

¿Del todo empoderadas?

Desde los primeros años de Revolución, Cuba trabaja intensamente por erradicar toda forma de discriminación hacia la mujer. Los ejemplos sobran. La FMC, con sus objetivos y programas encaminados a lograr el pleno ejercicio y desarrollo pleno de las féminas en todos los ámbitos de la sociedad, ha permitido que la mujer cubana esté hoy entre las más empoderadas del mundo. Sin embargo, también es una realidad que en el orden personal y cultural subsisten muchos prejuicios sobre el rol y las capacidades de la mujer, y que deberían destinarse mayores esfuerzos a transformar esa mentalidad. (Foto: Archivo)

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *